@TomasDV55

Hay algo que mantiene unido a Midachi. Las polarizadas visiones políticas que diferencian a sus integrantes, y los sitúan en veredas opuestas cada vez que expresan su opinión en alguna entrevista, parecen no afectar la dinámica del grupo humorístico que se prepara para su 35º aniversario, que empezará en una nueva temporada teatral en la ciudad de Mar del Plata que ya da que hablar.

"MiDaChi" a pleno

"Creo que nos hicimos querer por el público y siempre tuvimos la capacidad de mejorar en cada show. Invertimos mucho en el espectáculo y la gente ve que no nos quedamos en el tiempo. También con esto se le da trabajo a muchísima gente y para nosotros es muy importante eso", explica Miguel del Sel, un tercio del grupo, quien cree que es el trabajo constante y la preocupación por el público lo que los mantiene unidos y lo que les permitió sobrevivir a los cambios que sigue mostrando la audiencia teatral.

"Llega la temporada y todos nos ilusionamos. Después, si a todos nos va bien es porque fue brillante. Lo importante es que la gente tenga billetera para que pueda ver 4 o 5 shows y creo que si los alquileres se acomodan, si las playas y los restaurantes acompañan un poco, va a ser una temporada muy agradable", considera el comediante.

"La figura del capocómico ha desaparecido. Pertenece a una etapa de nuestra historia, pero ya no hay un show de capocómico que entra y cuenta chistes. Ahora forman parte de un elenco donde todos se juntan y se mezclan", concluye Del Sel sobre la evolución que atravesó el humor en teatro en los últimos años.

Aunque Midachi tuvo su paso por la pantalla chica en el programa " Midachi TV", la agrupación está lejos de volver a ese pasado y la visión del actor sobre la comedia en la situación actual del medio es un tanto más pesimista: "En televisión el humor es más difícil, porque es desgastarte. Es para un día por semana. Tener 10 o 12 figuras fuertes es imposible, no hay presupuesto que lo aguante. Hoy el humor se desparramó y en los noticieros hacen un poco de humor también, pero no hay programas todos los días porque te empezás a repetir y no te da la cabeza".

Miguel fue diputado nacional, candidato a gobernador y embajador en Panamá por Cambiemos, y aunque su participación directa en la política hoy está suspendida por su trabajo en el escenario, no esconde su determinante opinión sobre la realidad actual.

Esto lo ha enfrentado el pasado sábado con Dady Brieva, su compañero en Midachi, con quien tuvo un fuerte cruce sobre el conflicto por la ley de reforma provisional que mantuvo a la población en vilo durante los últimos días. No obstante, el exabrupto fue una excepción en la regla que los colegas comparten de no enfrentarse sobre el único tema que los divide.

"Nosotros quedamos en que no hablamos de política porque se pudre todo y si se pudre todo, no vendo entradas y atento contra mi negocio", expresó Dady en el programa "Podemos hablar" antes de la discusión. Las diferencias que puedan existir entre ellos desaparecen cuando se abre el telón y del otro lado está la gente esperando por divertirse, y Midachi, que sobrevive al paso del tiempo, parece lejos de separarse.