Yo soy Tonya es un raro ejemplar de un género más raro aún: el grotesco estadounidense. O "americano", si tomamos el término como una forma de la cultura popular que excede a un país. Porque esta biografía de Tonya Harding, la abusada, presionada patinadora que terminó lastimando a una colega para ganar un puesto en los Juegos Olímpicos y se volvió icono de la cultura pop, toma su tragedia con ligereza vertiginosa, con el acento puesto en las frustraciones y las decepciones, pero tratadas con el tono de la comedia cómica. En ese punto -y quizás ahí está el verdadero lazo con Scorsese- en su retrato de un mundo provinciano y exitista hay algo de commedia allitaliana permeado en la América WASP. Margot Robbie y Allison Janney como una hija obsesionada y una madre abusiva entienden ese juego y sostienen este film anómalo, imperfecto y apasionante.

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos