Yo soy Tonya es un raro ejemplar de un género más raro aún: el grotesco estadounidense. O "americano", si tomamos el término como una forma de la cultura popular que excede a un país. Porque esta biografía de Tonya Harding, la abusada, presionada patinadora que terminó lastimando a una colega para ganar un puesto en los Juegos Olímpicos y se volvió icono de la cultura pop, toma su tragedia con ligereza vertiginosa, con el acento puesto en las frustraciones y las decepciones, pero tratadas con el tono de la comedia cómica. En ese punto -y quizás ahí está el verdadero lazo con Scorsese- en su retrato de un mundo provinciano y exitista hay algo de commedia allitaliana permeado en la América WASP. Margot Robbie y Allison Janney como una hija obsesionada y una madre abusiva entienden ese juego y sostienen este film anómalo, imperfecto y apasionante.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos