Yo soy Tonya es un raro ejemplar de un género más raro aún: el grotesco estadounidense. O "americano", si tomamos el término como una forma de la cultura popular que excede a un país. Porque esta biografía de Tonya Harding, la abusada, presionada patinadora que terminó lastimando a una colega para ganar un puesto en los Juegos Olímpicos y se volvió icono de la cultura pop, toma su tragedia con ligereza vertiginosa, con el acento puesto en las frustraciones y las decepciones, pero tratadas con el tono de la comedia cómica. En ese punto -y quizás ahí está el verdadero lazo con Scorsese- en su retrato de un mundo provinciano y exitista hay algo de commedia allitaliana permeado en la América WASP. Margot Robbie y Allison Janney como una hija obsesionada y una madre abusiva entienden ese juego y sostienen este film anómalo, imperfecto y apasionante.

Ver más productos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Claves de Alberto Fernández

Claves de Alberto Fernández

Ver más productos