Estamos demasiado acostumbrados a que el vértigo se imponga en cada secuencia cinematográfica y que eso sea un valor. Por eso, cuando aparece una película como Nuestra hermana menor, del japonés Hirokazu Koreeda (dada su debilidad por las historias de familia, un continuador temático de Ozu), el espectador puede desconcertarse. Hay tres hermanas, el padre muere, descubren que tienen otra media hermana de trece años y la llevan a vivir con ellas. Todo se traduce en un desarrollo calmo pero en ningún modo abúlico, donde lo que sucede consiste en la reconstrucción y la cura de las heridas por parte de estas cuatro mujeres de diferentes edades que bien pueden ser comprendidas como una sola, desplegada en el tiempo del sufrimiento y la sanación. La mejor manera de entender cómo es el filme es recordar ver el mar: una calma majestuosa que se mueve con nuestras emociones.

Título original: Unimachi Diary, Japón, 2015. Duración: 128’. Dirección: Hirokazu Koreeda. Intérpretes: Haruka Ayase, Masami Nagasawa, Chika Kôda, Suzu Asano. Calificación: Apta para mayores de 13 años.