Las imágenes de la banda del mameluco rojo y la careta de Dali son una invasión. Ya casi no queda queda quien no se haya tentado por ver de qué se trata esa serie de TV española de la que todos hablan. Con miles de fanáticos y también una buena tropa de detractores, "La Casa de Papel " tiene un éxito brutal desde que trepó a Netflix .

La historia cuenta un impactante, ingenioso y calculadísimo robo a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre de España. Esa institución, la famosa casa de papel de la serie, el "castillo conquistado" donde transcurre la acción, existe en la realidad, por supuesto, y puede visitarse, o al menos su museo. El edificio alberga en uno de sus anexos el Museo Casa de la Moneda con la mayor colección numismática de España, y una de las más completas de Europa. Está considerado uno de los museos más importantes del mundo en la materia.

Claro está que la filmación no se realizó en esas instalaciones, por razones de seguridad. La fachada de la Fábrica Nacional de La Moneda y Timbre que se muestra en la serie corresponde al frontis del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) ya que la verdadera queda en la calle Jorge Juan 106 de Madrid, demasiado angosta para las escenas que estaban pensadas. Para el interior se utilizó el mismo set en el que se grabó "Vis a vis", otra de las series de Álex Pina. Para imprimir los billetes el equipo de producción utilizó las rotativas del diario ABC.

La verdadera Fábrica Nacional de Moneda y Timbre nace en 1893 con la fusión de dos organismos seculares: la Casa de la Moneda y la Fábrica del Sello. El Museo invita al público a recorrer la historia del dinero desde sus orígenes, Según indican, visitando sus salas se puede contemplarse importantes colecciones de numismática, filatelia y prefilatelia, billetes y otros medios de pago, lotería y juegos, biblioteca histórica, colección artística, maquinaria y útiles para la fabricación empleados por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda.

La exposición permanente incluye desde objetos que dan cuenta de los primeros intercambios que se realizaban cuando todavía no existía el dinero, piezas de Grecia, Roma y la Edad Media, hasta llegar a las monedas acuñadas en el siglo XX y en la actualidad. El recorrido con audioguías es gratuito y tiene una duración de 90 minutos. Durante la visita, como recuerdo, el público puede acuñar su propia medalla empleando una prensa de martillo que reproduce el proceso que se empleaba en la antigüedad.

Cuando surgió la serie, según indicaron los medios españoles, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre no estaba muy contenta con la imagen que "La casa de papel" ofrece de ella. De hecho, prefirieron mantenerse al margen y, al ser contacto por la producción del programa, no participaron en el asesoramiento para la escritura del guión. La institución pública señaló, además, que hace dos años que no se fabrican billetes en sus instalaciones. Como quiera que sea, quienes visitan Madrid y extrañan la serie pueden darse una vuelta por este museo y conocer un poco más sobre la historia y la prehistoria universal de esos papelitos de colores que causan tanto revuelo.