Para Sheila Jordan, cantar en solitario con un contrabajo supone una amplia sensación de libertad que siempre estará dispuesta a explorar. Legendaria cantante y compositora, compañera de aventuras de Charlie Parker y versátil para adaptarse a músicos de estilo diverso, esta inmensa artista de casi 90 años llegará a la Argentina para una serie de conciertos y workshops en distintas ciudades.

Jordan entabló algún tiempo atrás un vínculo entrañable con los músicos argentinos Mariano y Sebastián Loiácono, quienes la visitaron en Nueva York y con quienes ahora recorrerá escenarios en Buenos Aires y en Rosario.

Thelonious la recibirá el 27 y el 28 de este mes en doble función cada día junto a los Loiácono en trompeta y saxo, Ernesto Jodos en piano, Jerónimo Carmona en contrabajo y Eloy Michelini en batería. Es, en definitiva, el afiatado quinteto de Mariano, que también la acompañará a una incursión por la ciudad de Rosario el día 29. Los workshops para cantantes se harán en la Usina del Arte.

Acostumbrada ya a visitas de notable peso específico, la ciudad de Buenos Aires tendrá por primera vez la ocasión de aplaudir a una cantante que fue adorada por Charlie Parker, quien habitualmente concurría a escucharla desde que ella se instaló en Nueva York procedente de Detroit. Es famosa la anécdota según la cual Bird ponderó su estilo al escucharla, advirtiéndole: "Tenés un oído de un millón de dólares". No se hizo millonaria, desde ya, pero su oído le habilitó una carrera junto a músicos tan extraordinarios como dispares: Charles Mingus, Duke Jordan exquisito pianista con quien además estuvo casada- Roswell Rudd, Steve Kuhn, George Gruntz y muchos más.

Instalada desde la década del 50 en la Gran Manzana, Sheila perfeccionó su técnica con Lennie Tristano, a instancias de Mingus y de Max Roach. En los años 60 comenzó a grabar como líder junto a George Russell y también participó en el influyente disco de Carla Bley Escalator Over the Hill. Problemas de adicciones la mantuvieron lejos de la escena musical durante unos años, tras los cuales regresó para afianzar su inclinación a la formación de nuevas camadas de artistas del género. "Crecí pobre, en medio del desarraigo y del alcoholismo. Comencé a cantar para sentirme mejor", reflexionó alguna vez.

Su vocación docente la llevó a brindar clases y talleres en el City College de Nueva York, así como en las universidades de Massachusetts y Stanford. Con ese espíritu encabezará las clínicas previstas en la Usina del Arte los días 30 y 31 de julio.

Fue la primera mujer afincada en el jazz en grabar para Blue Note (Portrait of Sheila, de 1963) y su recorrido incluye sellos diversos como ECM, HighNote, SteepleChase y Justin Time, entre muchos otros. En sus discos y en vivo demostró que puede hacer maravilla en plan scat, improvisar letras con sentido lógico e interpretar baladas con una expresividad incomparable. Su último álbum editado es un dúo con el bajista Harvie S, grabado en 1990 pero lanzado en 2012. Escucharla en vivo será un lujo que no habrá que dejar pasar.

Ver más productos

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Homenaje a los trabajadores de la salud

Homenaje a los trabajadores de la salud

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

Ver más productos