Puede parecer una noticia apenas simpática, pero es algo más que eso. Warner Bros. anunció en el reciente Festival Internacional de Annecy -el "Cannes" del cine de animación y además el mayor mercado del medio, donde se gestionan y financia producciones para todo formato- que distribuirá más de 1000 horas de contenidos basados en los célebres personajes de Looney Tunes (Bugs Bunny, Daffy, el Coyote y Tweety, solo por mencionar algunos personajes). En una sesión especial de hora y media, mostró una serie de cortos de no más de tres minutos (los clásicos cortos de la firma tenían alrededor de siete minutos de duración), entre ellos Dynamite Dance -se puede ver en YouTube-, que adelanta el tono hiperveloz y respetuoso de la tradición que tendrán los nuevos materiales.

Ante el crecimiento de la competencia en el SVOD, las grandes empresas revalidan sus marcas exclusivas

Hasta ahora se sabe que serán más de 200 títulos, de los cuales unos treinta están completos, y otros 150 en diferentes estadios de realización. El productor ejecutivo es Peter Browngardt, formado en Cartoon Network, creador de la serie Tío Grandpa (de lo más surreal de esa señal) y productor ejecutivo del éxito de culto Steven Universe. Es decir, alguien respetuoso del estilo clásico.

Hasta aquí es una noticia interesante, incluso divertida. Pero es otra cosa. Cuando se le preguntó a Browngardt en Annecy cuál sería el destino de estos cortos, dijo que no tenían aún una ventana prefijada. Que podrían acompañar largometrajes -como sucedía en el período clásico de los grandes estudios-, mostrarse en TV o cable, o distribuirse en otras plataformas. Dada la duración de estos cortos, que además tienen valores de producción por encima de la media, podrían ser ideales para dispositivos móviles, el nuevo y creciente gran mercado para el audiovisual.

Si se tiene en cuenta que Warner prepara también el desembarco en el SVOD, estos cortos podrían ser utilizados para volver a otorgarle valor a una de las marcas más fuertes que posee la firma, y que representa negocios millonarios en merchandising y sindicación. Es decir: es el momento adecuado para volver a poner en circulación un acervo que, por otro lado, funciona perfectamente como vector de posicionamiento y conocimiento de marca.

Estos contenidos animados, aunque no tienen destino aún, son ideales para las plataformas móviles

Nada es inocente en estos movimientos. Cada uno de los contendientes en el futuro mapa digital está volviendo visible lo que hizo, lo que tiene y lo que producirá. En gran medida, la inflación informativa alrededor de producciones, plataformas, adquisiciones, alianzas, etcétera -que hoy tapizan todos los medios, cuando antes eran noticias "de nicho"- tiene que ver con la necesidad de instalar marca de manera constante en un panorama de competencia feroz y creciente. Bugs Bunny, como siempre, con dinamita bajo el brazo.

Ver más productos

San Diego Alcala, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Diego de Alcalá

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos