La noticia puede parecer leve, pero no lo es. La cuestión es simple: los Globos de Oro (o, para decirlo con propiedad, la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood y la productora del evento Dick Clark Productions) firmaron un acuerdo con Facebook para que los avatares de la alfombra roja de este año sean transmitidos en vivo por la red social. El preshow se verá durante dos horas en vivo en la página de Facebook de la asociación, entre las 20 y las 22 (hora argentina) del próximo domingo. Esto no implica que no haya transmisiones en vivo por televisión de cable y aire (E! Entertainment, por ejemplo) sino que el video feed en redes sociales será complementario. También se van a compartir contenidos exclusivos tanto en la cuenta de Facebook de la entidad como en la de Instagram.

Pero detrás de esto hay un reconocimiento: la mayor porción del consumo de contenido audiovisual en vivo (especialmente por parte de las generaciones más jóvenes, los sub-25) pasa por Internet. De hecho, la pérdida de audiencia de la televisión de aire, una tendencia que no se revierte en los últimos quince años y es pareja al crecimiento del acceso a banda ancha y las mejoras en las tecnologías de compresión de datos. No es ninguna sorpresa, entonces, que una de las productoras de eventos en vivo de la televisión estadounidense (Dick Clark, que tiene en su haber muchas de las entregas de premios con mayor audiencia en la pantalla chica de ese país) opte por un acuerdo con las redes sociales. Además, se anunció, los partners comerciales de la asociación y la entrega podrán compartir fotos y otros contenidos en los thread de ambas redes sociales y también en Twitter, lo que permite una cobertura ciertamente masiva.

#GloboDeOro | El uso de las redes sociales permite generar un evento “virtual” que es más grande que el “real”

Lo interesante será saber cuánta gente pasó por las redes sociales y cuál fue el rating en la televisión de aire del mismo evento. Lo que tienen las redes -algo de lo que carece la televisión- es que se trata de un medio de doble vía. En efecto, el usuario o el suscriptor puede opinar e iniciar, alrededor del contenido, una conversación en la que mucha gente desea participar. Es decir, sobre el evento "real", las redes crean un evento "virtual" que reúne a muchas más personas que el hecho físico. Pero además ese evento virtual que es la conversación multiplica el impacto de la "marca" -por ejemplo- "Globos de Oro". Se trata de que el hecho quede en el centro de la conversación para que obtenga o multiplique su valor.

De allí que la novedad del feed en vivo en Facebook sea mucho más que un "agregado siglo XXI" a la transmisión tradicional. En cierto sentido, es la admisión de que ha cambiado el paradigma del audiovisual y del entretenimiento, y que sólo quien se acople a esos cambios puede sobrevivir en un ecosistema cada vez más competitivo y concentrado.