Todavía faltan por lo menos cuatro meses para que comience la previa a la temporada de premios y, sin embargo, ya se mueven las fichas para la próxima entrega de los Oscar. Después de que en 2019, un mucho por azar, la gala -una de las emisiones televisivas más vistas de cada año, aunque con público menguante desde hace una década- se quedara sin presentador, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood está pensando en sostener así la entrega en 2020. "No queremos estropear este formato", dijo en una conferencia de prensa el pasado lunes la responsable de la cadena ABC -productora del evento- cuando se le preguntó si el comediante Jimmy Kimmel sería o no la cara de los Oscar el próximo año.

Esto no implica que no lo sea, sino que, dado que la entrega 2019 tuvo un pico de audiencia después de diez años, podría mantenerse el tipo de desarrollo que se intentó entonces. Es cierto que, en gran medida, el rating tiene que ver con los nominados (la posibilidad de que Roma se llevase el premio mayor hizo que gran parte de los latinos en los EE.UU. vieran el programa, que no suelen seguir). De todos modos, es un formato posible y, si los números mandan, es el que habría de mantenerse a fines del próximo febrero en la nueva gala.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos