Hace unos meses, el hype giraba alrededor de Bandersnatch, un episodio especial o película autónoma de la serie Black Mirror. Lo que hacía interesante el evento es que se trata de una película interactiva: usando opciones simples con el control remoto del televisor o el teclado de la PC, el usuario podía elegir caminos diferentes de la historia. Es decir, se trata de una ficción interactiva. El éxito del dispositivo ha hecho que Netflix, hogar de la serie, anunciara que va a invertir más en ficciones interactivas. Dado que en breve dejará de reinar solitario y sin casi competencia en el campo internacional del SVOD, la búsqueda de diferenciadores empieza a ser crucial. Este podría ser uno de ellos.

El anuncio sobre mayor inversión en ficción interactiva lo realizó el vicepresidente de producto de Netflix Todd Yellin en Mumbai, donde Netflix está lanzando su plataforma en el marco de la 20 conferencia de medios y entretenimiento FICCI-Frames. Según reporta Variety, en su presentación Yellin afirmó que Bandersnatch "es un gran éxito en India, es un gran éxito en todo el mundo y vemos que hay algo enorme en la ficción interactiva, así que vamos a doblar la apuesta al respecto". Dijo además que los usuarios deberían esperar más ficción interactiva en el próximo año, y que no necesariamente sería ciencia ficción u oscura. "Podría ser una comedia alocada, o romance; allí donde la audiencia quiera elegir, iremos nosotros con la interactividad".

Bandersnatch es la historia de un joven que desarrolla un juego de aventuras de múltiple opción para computadoras en los años ochenta, basándose en una extraña novela de un escritor que enloqueció y cometió extraños crímenes. En realidad, navegar por todas las alternativas del filme implica unas cinco horas de ver contenido, y hay varias resoluciones posibles. Netflix, que además se ha convertido en una empresa maestra en lo que es "generar conversación", logró con la película generar un enorme movimiento publicitario y, durante un par de semanas, inundar las redes sociales. Bandersnatch se transformó en una especie de fenómeno cultural contemporáneo a la par de Stranger Things (por lo visto, la nostalgia por los años ochenta es una de las raíces mejor explotadas de estos movimientos). Aún así, las críticas no han sido demasiado entusiastas, especialmente fuera de los Estados Unidos (y Gran Bretaña, donde está ambientada la película). Pero, como se explica más arriba, Netflix necesita diferenciarse mucho y tener contenidos que se transformen en su carta de presentación cuando VIacom, Warner y Disney están a punto de lanzarse a competir en su propio terreno.