¿Qué resulta de mezclar "Event Horizon" ("La nave de la muerte", 1997) con "El Resplandor" y una pizca de "Alien"? Probablemente, "Nightflyers". El 1ero de febrero Netflix estrena en Latinoamérica esta serie de ciencia ficción y terror basada en un cuento corto de George R.R Martin publicado en 1980 y que pasó por el cine siete años después, esa época dorada donde el miedo y las naves espaciales dieron mucha tela para cortar.

El célebre autor de la saga literaria "Canción de hielo y fuego" -cuya versión televisada " Game of Thrones" terminará este año por HBO seguramente batiendo récords de audiencia- se tomó un ratito en la vorágine de dragones y white walkers para desempeñarse como productor ejecutivo de esta adaptación que ya se vio en Estados Unidos por la señal SyFy.

Quizá "Nomádas nocturnos" o "Viajeros de la noche" -tal las traducciones hispanas de su título- no pase a la historia del género por cierto tufillo a "esto ya lo vimos". El propio Martin calificó este relato como "una historia de casas embrujadas en el espacio" o "un Psicosis espacial", lo que resulta atractivo y remanido al mismo tiempo.

Sin embargo, entretiene. Es el año 2093 y la Tierra está en serios problemas ambientales. La "Nightflyer" es la nave más sofisticada y poderosa alguna vez construida, y partirá hacia los confines del sistema solar en una misión arriesgada: hacer contacto con una evolucionada raza alienígena conocida como los Volcryn, que controlan una especie de energía descomunal que podría ayudar a los humanos a sobrevivir.

Los Volcryn fueron detectados orbitando en un punto alcanzable -con lo justo- para la "Nightflyer" y hacía allí se embarca una particular tripulación: 8 científicos y un poderoso telépata al que todos temen, y con razón. Junto al "freak" viaja su psiquiatra y protectora, quien convenientemente tiene un pasado amoroso con otro de los protagonistas.

El capitán es todo un personaje: nadie sabe dónde está fisicamente, e interactúa a través de hologramas con sus compañeros, a la vez que tiene control casi total de lo que sucede a través de cámaras en toda la nave.

Apenas despegar, comienzan los problemas y todos señalan al L-1 -como se conoce a los dotados telepáticamente- quien llegó a la misión gracias a la teoría de uno de los científicos de que sus habilidades podría permitirles comunicarse con los extraterrestres. El telépata es perverso y atormentado, y entre sus travesuras figura el hacer ver como reales escenas dolorosas a quien se le antoje.

La "Nightflyer" posee una inteligencia artificial tan avanzada que es manejada administrativamente por uno de los tripulantes vía conexión neural: básicamente, la nave y el cerebro humano conforman una sola entidad mientras dura la conexión, una suerte de matrix. Un detalle que traerá más de una preocupación a todos, cuando parezca que las cosas se salen de control.

El reparto está encabezado por Gretchen Mol, quien ha trabajado en "Chance" y "Boardwalk Empire". Mol será la doctora Agatha Matherson, y contará con Eoin Macken, quien será Karl DBranin. Completan el reparto David Ajala, Sam Strike, Maya Shet, Angus Sampson, Jodie Turner-Smith y Brian F. OByrne.

El primer episodio comienza con una suerte de flash forward de lo que suponemos será el destino final del grupo, y no es nada agradable. Resta esperar que el camino que se desandará a lo largo de 10 capítulos justifique el conocimiento que la serie nos brinda de antemano.

Ver más productos

San Nicolás Bari, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Nicolás de Bari

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos