Después de un buen enero y con buenas recaudaciones en lo que va de febrero, este fin de semana es posible que la taquilla tenga una suba importante gracias al estreno del tanque de Marvel-Disney Pantera Negra, película del ciclo de superhéroes de la firma que espera un lanzamiento récord en los Estados Unidos. Claro que allí este filme de aventuras es también un acontecimiento social: el primer blockbuster "de franquicia" y enorme presupuesto con un héroe y un cast mayoritariamente negros. No es aquí el mismo atractivo, por cierto, sino la propia marca. El personaje interpretado por Chadwick Boseman ya se presentó en la exitosa Capitán América-Guerra Civil, de 2016, y la campaña de prensa ha sido intensa. Todo presagia que ocupará la primera posición, relegando a 50 sombras liberadas, ganadora del pasado fin de semana.

Pantera Negra ha tenido una agresiva y masiva campaña publicitaria globa

En la lista de estrenos hay, es la época, otra película "de los Oscar". En este caso, Las horas más oscuras, drama centrado en la figura de Winston Churchill y protagonizado por Gary Oldman, número puesto -dicen- para el premio de la Academia en el rubro actoral.

Hay un interesante filme de suspenso y terror, La bóveda, que auna las historias de robos bancarios con lo sobrenatural, protagonizada por James Franco, que seguramente funcione bien. También un filme de suspenso, coproducción argentino-uruguaya, El sereno, que va por el mismo rubro.

A esto se suma una película con gran prestigio, El sacrificio del ciervo sagrado, con Colin Farrell y Nicole Kidman, que tuvo buen recibimiento internacional y auna el drama familiar con lo fantástico y terrorífico, a cargo del griego Yorgos Lathimos (Kinodontas, The Lobster). Y se suman tres películas francesas, parte de un ciclo, de gran interés: el drama Entre viñedos, de Cédric Klapisch; la comedia La fiesta de la vida, y el filme romántico La más bella, de Anne -Gaëlle Daval.