Están las camisetas que fueron cambiando con los años, las mascotas que se eligieron en cada mundial y la que será en Qatar. Los más chicos descubren y aprenden cosas nuevas, y los más grandes recuerdan y explican. Entre las propuestas del libro pensar en las cábalas, jugar a ser el director técnico, responder con verdadero falso lo que se sabe de los mundiales. Propone colorear camisetas y diseñar los botines. Armar un equipo imaginario con los seres queridos, por nombrar algunas.

-¿Cómo surgió la idea?

- Fue de la mano de Adriana Fernández y Majo Ferrari, de Editorial Planeta. Me encantó la propuesta, me pareció muy divertida, y a partir de ahí comenzaron a florecer muchas ideas, pensado siempre es que sea algo divertidos para niños y niñas. Y que sea un objeto que se lo pasen de mano en mano, mientras que palpitamos el mundial. Van a encontrar de todo un poco: sopa de goleadores, fichado de jugadores, armado de equipos, diseño de camisetas y podrán dibujar su propia mascota del mundial.

-¿Cuánto tiene que ver que juegues al fútbol con hacer este libro?

-Creo que tiene que ver un montón. Tengo un hermoso vínculo con el fútbol desde muy pequeña, me crié con hermanos varones, en un barrio donde podíamos jugar en la calle o cuando íbamos a Parque Camet en Mar del Plata los fines de semana y la pelota era infaltable. Y cuando me vine a vivir a Buenos Aires fue la forma que encontré para hacer amigas en una ciudad nueva para mi.

-¿Cómo fuiste pensando y seleccionando las actividades?

-La primera búsqueda comenzó en casa. Les fui proponiendo a mis hijos distintas propuestas para ver si se copaban. Y a partir de ahí empezaron a surgir las distintas actividades como por ejemplo saber cuántos países participan del Mundial y cuales son sus banderas, o cuanto sabemos de Qatar. También en pensar tácticas y estrategias, armar equipos con los jugadores preferidos, y también actividades para que participen todxs.

-¿Son para una edad en especial o la idea es hacerlo en familia?

-Hay actividades para todas las edades y la idea siempre fue que sea un libro para compartir en familia o con amigxs, y que el libro se use en el mientras tanto de cada partido y que cada niño o niña pueda realizar cada propuesta con su familia o en la escuela con sus compañeros y compañeras.

-Los títulos son muy significativos con el amor a la camiseta por ejemplo . ¿Tienen que ver con tu propia pasión?

-Juego al fútbol desde hace muchos años y siempre me pareció muy divertido. De hecho, jugamos todos los viernes desde hace más de 12 años con mis amigas y es un espacio que se ha convertido en algo necesario y esencial. De ahí la pasión y el entusiasmo en los títulos.

-¿Qué significa el mundial?

-Es uno de los eventos deportivos más importantes. A mi me gusta mucho ver todos los partidos, además de nuestra selección. Es el momento en donde todos hinchamos por una misma bandera, disfrutamos de las jugadas, los goles, los himnos de cada país, los colores de las distintas banderas y sobre todo la hermosa sensación de que por un rato nos olvidamos un poco de la realidad.

-¿Qué te gustaría que chicas y chicos encuentren en el libro?

-Primero me gustaría que se diviertan, que se entretengan con la propuesta y que sea un modo de desconectarse de las pantallas.

-¿Se vuelve al prode ?

-Cuando miramos los partidos en casa siempre estamos pronosticando resultados posibles. Nos pareció una linda manera de traer algo de nuestra historia futbolera y plasmarla en el libro como una actividad: vaticinar éxitos y fracasos de los equipos mundialistas.

-¿Es un libro para que acompañe a los chicos desde ahora hasta el final del mundial?

-Si, esa es la idea. Que vayan conectando de a poquito con el mundial, también conocer algunos datos curiosos de otros mundiales y que vayan palpitado desde ahora con uno de los eventos deportivos más importantes del mundo

-¿Qué pasa con las cábala y el mundial?

-¿Quién no tiene cábalas durante los partidos?. El lugar para verlo, la remera que vamos a usar, si lo vemos acompañadxs, si compartimos el día con muchos amigxs. Cada persona tiene su cábala y la idea es que la plasmen en el libro y que se inventen una propia si no la tienen. 

-¿También ayuda a los que es su primer mundial a entenderlo?

-La propuesta es que juegan y que se diviertan y que transiten el mundial de una manera más amena.

-¿Se puede trasmitir la pasión por el fútbol?

-Trato de trasmitirle a mis hijos la pasión por el deporte, por el bienestar, por hacer cosas que nos gusten. Casi sin querer los fuimos contagiando de fútbol porque yo juego desde hace mucho tiempo de manera amateur y solo corté durante ambos embarazos y a los tres meses de cada uno ya estaba jugando otra vez. Y el padre juega tres veces por semana, por ende, inevitablemente, en casa lo vivimos con mucha pasión. Después lo que ellos decida pasión. Después lo que ellos decidan en relación al fútbol y como vivirlo, estará muy bien.

noticias relacionadas