Dory anda en la búsqueda. Como llevada por un impulso se lanza a investigar sobre el paradero de Chantal, una antigua compañera de la universidad desaparecida. Pero no es eso lo único que busca. Nada en un mar de preguntas sobre sí misma, los demás y la vida que quiere tener.

En la primera temporada de Search Party, serie de TBS que debutó a fines de 2016, acompañamos a la protagonista y a su grupo de amigos en una aventura descabellada. Ahora vamos por más. Tras el final contundente del año pasado, los nuevos episodios, que podrán verse a partir del domingo, prometen más intrigas, suspenso y un festín de dudas existenciales con toques de egocentrismo. Una muerte ensombrece los días de estos jóvenes y todo podría desbarrancar.

Con acierto y tropiezos, esta propuesta osada se acomoda en un cruce entre el relato de misterio, repleto de pistas y giros narrativos, y la comedia de humor negro pero con personajes estridentes.

Por el retrato generacional que esboza a partir de este grupo de amigos veintea- ñeros bastante ensimismados, con interés poco creíble por ayudar a los demás, narcisistas y atascados en el mundillo hipster de Nueva York, pero al fin de cuentas queribles, se han alzado ya voces que postulan esta serie como la gran heredera de Girls. Como en la creación de Lena Dunham, acá también es probable que más de uno encuentre irritantes a varios de los protagonistas, al menos al principio.

Alia Shawkat, conocida por su papel de Maeby en Arrested Development y a quien pudimos ver con todas sus armas de seducción en la última temporada de Transparent, es la heroína, la líder de esta patrulla improvisada de detectives amateurs que salen al rescate de una chica a la que casi no recuerdan. Con un trabajo que no le gusta, un novio insípido e incómoda con su realidad cotidiana, se siente en una encrucijada hasta que empieza a obsesionarse con resolver este caso. El carisma de la actriz es clave para sostener esta propuesta tiene en su equipo a Michael Showalter, uno de los escritores de Wet Hot American Summer. Rosie Perez y Parker Posey, la “reina del indie”, tuvieron sus personajes en la temporada pasada. Habrá que ver si se suman ahora nuevas participaciones.

Entre brunch y brunch, mientras toman sus jugos y chequean sus redes sociales en el teléfono, el grupo de amigos enfrenta las consecuencias de sus andanzas, de la cruzada emprendida por rescatar a Chantal, y deberán ahora salvarse a sí mismos.