"Los temas de Mañana tendremos otros nombres, que analiza la penetración de las nuevas tecnologías en el ámbito de la vida privada, los condicionantes económicos y políticos sobre la experiencia amorosa, las transformaciones introducidas en la forma de concebir esta última al hilo de movimientos como el #MeToo, las experiencias estrechamente vinculadas del amor y el desamor, se me impusieron, en algún sentido. Nadie parecía estar escribiendo en español acerca de la experiencia amorosa de forma contemporánea y sin contribuir a una visión predecible y algo anticuada del asunto, y pensé que tal vez fuese necesario que alguien lo hiciera", dice a BAE Negocios el escritor argentino que reside en Madrid, Patricio Pron, quien ganó el premio Alfaguara por esta novela.

—¿Por qué los personajes no tienen nombre?
—Porque su experiencia es universal, en algún sentido: todos hemos estado allí y todos hemos vivido lo que ellos, aunque posiblemente desde un punto de vista diferente.

—¿Abriste un perfil de Tinder para conocer ese mundo?
—Sí. Y fue divertido aunque también ligeramente desmoralizador, ya que muchos usuarios no tenían interés en limitar nuestra interacción al relato de sus experiencias en esa red social, que era lo que yo quería. Vinieron en mi ayuda decenas de amigos y, sobre todo, amigas, que comenzaron a enviarme capturas de pantalla, fragmentos de conversaciones de chat y fotografías recibidas. Pero resultaba evidente que, entre las muchas "parafilias" que Tinder promueve, la de dialogar con el otro no es la más recurrente o popular.

—¿Es complejo escribir sobre una separación?
—Desde luego. En algún sentido, arrojar luz sobre una experiencia amorosa desde su final supone hacerlo desde la decepción. Y sin embargo, esta es mi novela más esperanzada.

—¿Y de vínculos actuales?
—También, una de las dificultades más importantes radica en que ya no existe "un final feliz" para la experiencia amorosa sino tantos como personas hay tratando de mejorar el encaje entre su deseo y su necesidad de apego mediante parejas de más de dos personas, sin convivencia, con convivencia pero sin pretensión de exclusividad, sin la reproducción como objetivo implícito o explícito de la relación o con ese propósito pero con la aspiración a una crianza alternativa, etcétera. Se trata de desarrollos muy interesantes en la medida en que ponen en cuestión la hegemonía del ideal romántico, pero no están exentos de dificultades y, en última instancia, hacen difícil (y no muy necesario) escribir acerca de la experiencia amorosa sin considerar esa nueva diversidad y conjeturar con respecto a hacia dónde nos conduce.

“Arrojar luz sobre una experiencia desde su final supone hacerlo desde la decepción”

—¿Es para vos una novela de amor?
—Depende de lo que se defina como tal. Los estadounidenses tienen un eufemismo muy interesante para definir cierto tipo de novela de amor o romántica, la "trunk novel" o "novela de busto" por los torsos muy musculados de los personajes en sus portadas, que los exhiben por lo general secuestrando a una muchacha o algo así. La imagen sirve para resumir ciertas impresiones en torno de un género. Pero lo que importa es que, si eso es una "novela de amor", la mía claramente no lo es.

—¿Qué personaje fue más complejo, el de Él o el de Ella?
—El de Él. Entre otras cosas porque Él tiene algunos pequeños prejuicios vinculados con el hecho de haber sido criado como un varón que no se corresponden necesariamente con mi experiencia, o que ya he dejado atrás.

—¿Qué significó el premio para vos?
—Una confirmación de la intuición o el vislumbre de que la novela podía ser sometida al juicio de un puñado de lectores exigentes y pasarlo con nota. Y la oportunidad de que algunos lectores que no habían accedido previamente a mi trabajo encontraran en ella (y en la caja de resonancia que le ofrece el premio, que es tan grande) una puerta de entrada a ese trabajo y el aliciente para volver sobre él, sobre los libros de relatos y las novelas publicados anteriormente. Y, por supuesto, sobre los que vendrán.

Título: Mañana tendremos otros nombres (2019) 
Autor: Patricio Pron
Editorial: Alfaguara 

Páginas: 280 
Precio: $649