La biblioteca egipcia del Monasterio de Santa Catalina, una de las más antiguas del mundo, fue reabierta después de tres años de refacciones en la convulsionada península del Sinaí.

Con más de 3.000 códices, entre ellos partes de un manuscrito bíblico del siglo IV, es "la más importante del mundo" en ese rubro "después de la del Vaticano", aseguró Abdel Rahim Rihan, director general de estudios arqueológicos en el Sinaí.

Además de la biblioteca, también fue reabierto al público un mosaico de la basílica del Monasterio de Santa Catalina.

Situado en el sur de la península del Sinaí, el Monasterio data del siglo VI y fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

"La reapertura es un mensaje de seguridad y paz al mundo entero", dijo el ministro de Antigüedades egipcio, Jaled al Anani.

El monasterio es uno de los principales destinos turísticos de Egipto, que intenta reactivar ese sector de la economía que tanto sufrió tras la Primavera Árabe, que acabó con la caída de Hosni Mubarak en 2011.