El juez federal Rodolfo Canicoba Corral rechazó el pedido de probation presentado por el cantante Gustavo Cordera, acusado por incitación a la violencia por asegurar que “hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo”. El músico ofreció hacer un curso de género en Uruguay, donde vive desde hace tiempo, y dar dos recitales a beneficio en la Ciudad de Buenos Aires.

“Los hechos que se investigan en el presente encuadran dentro del concepto de violencia contra la mujer tal como se encuentra definido en nuestro sistema jurídico”, sostuvo el juez al rechazar el pedido de Cordera.

“Considero que la propuesta de la defensa presenta serias deficiencias. Por empezar, la realización de dos “eventos” sin contar con la fecha de realización ni la conformidad de las instituciones involucradas”, sostuvo Canicoba Corral.

Añadió que “lo mismo sucede con la pretendida realización de cursos sobre temática de gÚnero, de los que no se aclaró la fecha de realización ni se acreditó la conformidad e idoneidad de las instituciones”.

Para Canicoba Corral, las manifestaciones de Cordera “posicionan a la mujer en una evidente desigualdad frente al sexo masculino, incitando a someterla a denigrantes situaciones de violencia y discriminación, en clara contraposición a la política de Estado en resguardo de las mujeres, recordando a la comunidad que nuestro país es Estado Parte en la Convención Interamericana para Prevenir,- Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, como así también de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer”.

“Los dichos, constituyen una manifestación de la desigualdad existente entre hombres y mujeres y una incitación a la continuidad y profundización de prácticas violatorias de los derechos de ese último género”, dijo.