Un tribunal estadounidense ordenó reabrir el caso y analizar si el inicio del famoso Stairway to heaven, de Led Zeppelin, se construyó a partir de un plagio del tema Taurus, escrito tres años antes por el guitarrista Randy Wolfe (Randy California), de la banda Spirit. Se reanuda así el largo proceso judicial en torno a esta cuestión, que arrancó cuando en 2014 se inició la demanda contra la banda de rock, así como contra el que fuera su cantante, Robert Plant, y el guitarrista Jimmy Page. Spirit y Led Zeppelin tocaron de hecho juntos en varias ocasiones a finales de la década de los 60. Page negó que Wolfe le enseñase los acordes iniciales de Taurus y llegó a declarar en el juicio celebrado en 2016 que no había escuchado la canción de Spirit hasta pocos años antes.

Aquella primera cita judicial se resolvió por decisión unánime de un jurado a favor de Led Zeppelin. Sin embargo, un tribunal de apelaciones falló el pasado mes de septiembre que era necesaria la celebración de un nuevo juicio, habida cuenta de los errores cometidos en primera instancia.