Vivir sin padres que vigilen e impongan disciplina es el sueño de cualquier adolescente. Pero en el colegio West Ham de Nueva Inglaterra, ese deseo inconsciente se hace realidad... y se convierte en pesadilla. Basada en "El señor de las moscas", célebre novela de William Golding que le valdría el Nobel de literatura, esta serie de 10 episodios que estrenó Netflix hace pocos días adapta el concepto de maldad irremediable que padece la especie humana a nuestros tiempos.

En una pequeña ciudad del interior estadounidense, sus habitantes comienzan a percibir un olor nauseabundo y persistente, cuyo origen es desconocido. Cuando esto empieza a afectar seriamente la rutina de la comunidad, los padres de los alumnos del establecimiento secundario local deciden enviarlos de campamento por una semana a las afueras, mientras encuentran una solución a su problema ambiental.

Los chicos, típicos jóvenes de clase acomodada, mimados, caprichosos y revoltosos, parten hacia su destino pero en la ruta una terrible tormenta cierra los caminos y se ven obligados a regresar al punto de partida, su escuela. Sin embargo, en medio de la noche nadie viene a recogerlos y pronto descubren algo peor: no hay ningún adulto en sus casas, ni en el barrio. Sus teléfonos celulares sólo sirven para comunicarse entre ellos, y no hay rastros de padres ni vecinos, ni maestros, ni policía.

Aislados y sin adultos en una ciudad idéntica a la suya, todo se vuelve peligroso

Luego del estupor inicial, la mayoría decide hacer uso de la libertad de manera previsible: alcoholizarse, gritar, tener sexo y romper cosas. Tras la resaca, empiezan las preguntas y los temores. ¿Por qué están ellos solos en un lugar que es exactamente igual a su ciudad? ¿Cuánto durará esta situación? Las teorías más variadas comienzan a propagarse; desde que es un castigo de sus padres, pasando por universos alternativos o algún tipo de ensoñación colectiva.

Pero mientras algunos tratan de esclarecer qué sucede -en el único acceso a la ciudad apareció, súbitamente, un bosque infranqueable dejándolos aislados- otros aprovechan para saquear comercios y ocupar las casas que están vacías.

Como suele suceder en casos extremos de encierro o apocalipsis, las diferentes personalidades afloran. Cassandra es una líder nata, odiada por muchos, pero la única que intenta organizar al azorado grupo: propone discutir reglas de convivencia, asignar tareas, racionar la comida. Si bien la mayoría acepta mansamente todo, ya que se sienten desorientados sin la guía paterna, otros de naturaleza más agresiva ven con recelo esta especie de auto-coronación de la joven.

Cuando, al pasar las semanas, se decide que todos hagan el mismo trabajo de forma rotativa, se compartan las residencias particulares y se obtengan las mismas raciones diarias de comida, se detona la bomba: llegó el comunismo. Los más acaudalados en su "vida anterior" se sienten invadidos y obligados a compartir sus mansiones con una docena de personas, algunos de clase social más baja. La tensión se incrementa conforme pasa el tiempo y no hay respuestas, mientras las nuevas leyes comienzan a percibirse injustas: viejos rencores, romances frustrados y perfiles casi psicópatas harán el resto.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos