No hablemos de si es precisa la seudo persa seudo árabe seudo india ciudad oriental de Aladdin (esta Aladdin o aquella Aladdin, que se filmó cuando la corrección política tenía menos comisarios) porque Hollywood siempre inventó territorios de mentira que las emociones hacían verdad. No hablemos de que Aladdin, la de 1992, hacía por el viejo cartoon desaforado un servicio -usarlo para un gran espectáculo no marginal- que este filme del vacuo y pirotécnico Guy Ritchie elimina, como (con la honrosa excepción de El libro de la selva según Jon Favreau) cada vez que la Disney asesina su acervo animado al convertir aquellas bellezas artesanales en estos cambalaches digitales. En fin, están las canciones más un par nuevas que son muy feas, Will Smith intenta ser cómico y en alguna ocasión lo consigue, y todo dura 40 más que el original, en una nueva confusión de gordura con hinchazón.

Título original: Ídem, EE.UU., 2019. Duración: 128’. Dirección: Guy Ritchie. Intérpretes: Will Smith, Mena Massoud, Naomi Scott, Marwn Kenzari, Navid Negahban. Calificación: Apta para todo público.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos