El Siena 23 atraviesa Roma, sus calles caóticas, su belleza, sus personajes inolvidables. Es un taxi, y lo maneja Débora Camilli. No era su deseo, quería ser policía. Pero cuando estaba promediando su formación, muere su padre, también taxista. Las urgencias económicas llaman y de él hereda la licencia. En su casa están su hermano menor y su madre, y no es precisamente un ambiente de paz y armonía. Algo frustrada, Débora pasa sus días detrás del volante, tolerando mal ese monótono destino. Peo algo pasa. Una pasajera le dice que debe volver a su lugar de partida y le pide que la espere. Pasan los minutos y no aparece. Hubo un crimen. Cuando menos lo esperaba, Débora puede poner en práctica sus sueños de detective. Secunda al comisario Eduardo Raggio, que está a cargo de la investigación. Y no porque él se lo haya pedido; ella encuentra el modo de estar presente y volverse casi indispensable. No podría decirse que su ayuda es desinteresada: quiere participar y resolver el enigma; también le interesa ese melancólico comisario. Se introduce en la clase alta romana, en la familia de la víctima. Surgen nuevas pistas, el caso se complica. El comisario, al principio azorado, la deja hacer. Forman una extraña pareja. Quizás esa mujer no le resulta del todo indiferente. La hora pico es la primera entrega de una saga de novelas protagonizadas por Débora Camilli.

Título: La hora pico: el primer caso de la detective taxista
Autora: Nora Venturini
Editorial: Edhasa
Páginas: 304
Precio: $450

Ver más productos

San Margarito Flores, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Margarito Flores

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos