Hay que terminar con los prejuicios sobre el cine iraní. Hay que terminar con los prejuicios. Es cierto que algunos títulos de esa cinematografía requieren un poco de entrenamiento, o al menos entender sus ritmos. Pero, incluso hoy sin Kiarostami, se hace un muy buen cine allí. La decisión es una película que podría, además, ser parte de cualquier cinematografía. Un accidente que podría -o no- ser la causa de la muerte de un niño es el detonante de una historia sobre la culpa, el deber y los imperativos morales en una sociedad que vive debatiéndose entre cierta modernidad y un tradicionalismo que a veces se parece a lo retrógrado. Sobre todo, se trata de una película sobre las diferencias sociales y el rol que tienen en las dificultades de comprensión entre las personas. Muy bien actuada, con momentos de una tensión extraordinaria, supera el género "suspenso" con gran elegancia.

Título original: No date, no signature, Irán, 2018. Duración: 103’. Dirección: Vahid Jalilvand. Intérpretes: Amir Aghaee, Nadiv Mohammadzadeh, Zakieh Behbahani. Calificación: Apta para mayores de 13 años.