Margaret Atwood, una de los novelistas más prestigiosos de la narrativa mundial en El Año del Diluvio, su última novela, una visión postapocalíptica del mundo tras una catástrofe global.

Como en su novela anterior, Oryx y Crake (algunos de cuyos personajes reaparecen en la presente obra), Atwood describe el horror de un mundo en el que la humanidad, en aras del progreso científico y tecnológico, no sólo altera el medio ambiente sino que se autodestruye.

Siempre crítica con los problemas del mundo actual, la autora de esta novela de anticipación especulativa, la catástrofe planetaria resultante del descontrolado abuso de las industrias farmacéuticas y de los poderes políticos y económicos que desoyen los alegatos de las ciencias ecológicas.

Está narrada desde el punto de vista de dos mujeres, la joven Ren y Toby, El año del Diluvio cuenta la epopeya de quienes sobreviven al desastre y, libres de la decadencia moral en que la lucha de sectas y religiones había sumido a la humanidad, emprenden una nueva vida.

Las predicciones de Adán Uno, líder de los Jardineros de Dios consagrados a la fusión de la ciencia y la religión, así como a la conservación de la fauna y la flora se han hecho realidad, y el Diluvio Seco ha asolado el planeta y parece haber acabado con cualquier traza de vida humana. Entre los sobrevivientes de la gran catástrofe natural se encuentran Ren, una joven artista del trapecio encerrada en un distinguido club donde trabajan «las chicas malas más limpias de la ciudad», y Toby, una mujer que se ha atrincherado en un balneario de lujo

Mientras Ren y Toby deciden cuál será su siguiente paso, proliferan las nuevas especies transgénicas creadas por el hombre, que amenazan con destruirlo todo.

Es una escritora canadiense, considerada una de las principales figuras del mundo de las letras en la actualidad. Comenzó su carrera literaria componiendo poesía, para luego comenzar a escribir relatos, campo en la que se ha convertido en una verdadera maestra, así como novelas. Su literatura está comprometida en defensa de los derechos de la mujer. Su obra más conocida es El cuento de la criada, novela con la que recibió premios como el Arthur C. Clark o el Los Ángeles Prize. Le dio éxito mundial y se realizó como serie de en varias temporadas de Netflix.