En Los Angeles, todo es un negocio. Y el de los ilusionistas, psíquicos, videntes y otras yerbas está manejado por un poderoso clan gitano que se atribuye la exclusividad del “bujo”, esto es, un embuste muy bien orquestado para embaucar a los no-gitanos y sacarles dinero.

Charlie Haverford (Jeffrey Donovan) es un ex mago de poca monta que abandonó su trabajo en Las Vegas para recalar en L.A, donde supervisa varios salones de adivinación e hipnosis que administra un sádico jefe romaní. Pero peor que este gitano es su madre, la aún cautivante Isabella Rossellini, que desde el principio deja claro quién lleva las riendas de ese imperio de la estafa.

Charlie está casado con Linda (KaDee Strickland) su socia en el rubro de charlatanería y quien constantemente lo empuja a tener más ambiciones, dejar a los gitanos e ir tras los “peces gordos” que, vulnerables, se acercan a ellos en busca de soluciones sobrenaturales a sus problemas mundanos. Ella es, quizás, la mayor embaucadora a la que tiene que enfrentarse sin saberlo el protagonista: una mujer dura dispuesta a cualquier cosa para lograr un buen ingreso de dinero.

El negocio incluye a la hermana de Charlie, que también atiende uno de estos locales pero comete un error fatal, ya que intenta estafar a un gitano. Esto por supuesto enoja mucho a los orgullosos jefes romaníes, que harán una brutal demostración de poder para castigarla.

Toda esta presión, más los gajes de un oficio que, por definición, conlleva relacionarse con gente desesperada, derivará en una situación de quiebre para Charlie. Una misteriosa hipnotizadora que quiere trabajar con él, más un suceso violento, cambia su percepción de las cosas y hasta sus creencias.

El título de la serie -“Shut eye”- proviene de la expresión que, en la jerga de magos, ilusionistas y mentalistas, define a un artista que comienza a creer en sus propios trucos llegando a pensar que realmente cuenta con poderes psíquicos. ¿Podrá diferenciar su protagonista lo real de la ilusión?

La ficción se estrenó este miércoles a las 22.10 por Fox Premium Series, y además de un episodio semanal ya está disponible la primera temporada completa en la App. Son diez capítulos en total, de una hora cada uno.