Un lugar en silencio es una película de terror. Un lugar en silencio es, también, un enorme y elegante ejercicio cinematográfico. Y es una historia de familia y de emociones complejas. En un ambiente aparentemente bucólico, una pareja y sus dos hijos viven en completo silencio. No, no es porque la niña del grupo sea sordomuda, sino porque hay monstruos que podrían atacarlos y acabar con ellos si los escuchan. Con esa premisa y con una reflexión sobre las reacciones posibles ante el miedo gigante, el actor y realizador John Krasinski logra construir un universo notable, que mantiene tenso al espectador desde el mismo momento en el que comprende la situación. No hay sustos gratuitos, sino la prolija, indeclinable construcción de lo trágico, que es también aliado de lo épico. El uso del sonido -no así de la música- es de lo mejor que dio el cine reciente. Una sorpresa imperdible.

  • Título original: A quiet place, EE.UU., 2018
  • Duración: 90’
  • Dirección: John Krasinski
  • Intérpretes: Emily Blunt, John Krasinski, Millicent Simmonds, Noah Jupe
  • Calificación: Apta para mayores de 13 años