Pasaron catorce años desde que Los Increíbles logró encontrar la manera de representar lo humano en la animación digital. Además, aquel segundo largo de Brad Bird era una obra maestra que lograba conjugar un imaginario gigantesco (superhéroes, films de espionaje, sitcom familiar alla Simpsons) en una historia consistente que no esquivaba temas difíciles como el paso del tiempo, el valor de la familia y del trabajo, lo moralmente correcto versus lo legalmente correcto, etcétera. Sigue siendo una película divertida, cómica, llena de suspenso y profunda. Los Increíbles 2 tiene todo lo que aquella. Y el problema, sin dejar de ser divertida, cómica, llena de suspenso y profunda, es que no añade nada a lo visto: simplemente toma casi el mismo derrotero de la historia y lo declina en femenino. Como novedad, no alcanza, aunque el espectáculo -notable y creativo- equilibra el asunto. El placer sigue.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos