Las actrices Rose McGowan, Asia Argento y Rosanna Arquette, que iniciaron las acusaciones contra el productor Harvey Weinstein, calificaron de "farsa" a las acciones realizadas el domingo último contra los abusos sexuales en Hollywood durante la gala de los premios Globo de Oro, por no haber sido invitadas a participar de la ceremonia. Las tres actrices publicaron varios comentarios en sus respectivas cuentas de Twitter en donde lamentaron no haber sido tenidas en cuenta en la iniciativa "Time's up" ("El tiempo se acabó"), que derivó en que los asistentes a los Globo de Oro vistieran de negro y se pronunciaran al respecto, informó hoy la agencia DPA. "Ninguna de esas estrellas que hoy visten de negro para honrar nuestras violaciones habrían movido un dedo de no haber sido así. No tengo tiempo para la farsa de Hollywood", escribió McGowan, en respuesta a un comentario de Argento en la que le reconocía haber sido "la primera en romper el silencio". "Las víctimas no tenemos suficiente glamour", añadió la misma Argento, ante otro mensaje de Arquette en la que también advertía que no había sido invitada a la ceremonia.