¿Hay algún pianista que despierte más expectativa cuando toca en solitario que Keith Jarrett? Ya no están Randy Weston o Paul Bley. Quedan claro, Barry Harris o Junior Mance, o más acá Fred Hersch. Y en la vanguardia, músicos de culto como Matthew Shipp o Craig Taborn. Pero Jarrett es Jarrett y sus conciertos en solo resultan casi un rezo común con la audiencia, a menudo interrumpidos por fastidios o irritaciones varias con las que este músico extraordinario deja aflorar cierta dosis de intolerancia con cualquier elemento que pueda entorpecer su inspiración.

Y están los discos, claro, que forman testimonio de esas presentaciones sacrosantas, en teatros de jerarquía, y que van evidenciando el recorrido artístico de uno de los exponentes más respetados del jazz.

Desde su primera incursión en el piano solo con Facing You, un álbum de referencia insoslayable, hasta su último registro en el sello ECM, After The Fall, Jarrett demostró que es un improvisador de una fluidez inigualable, con un sonido reconocible y con una hipnótica presencia escénica.

Se anuncia ahora para dentro de diez días la edición de su solo piano en el Gran Teatro La Fenice de Venecia, que se grabó en julio de 2006 y que ECM lanzará como disco doble con el título de La Fenice.

Es un acontecimiento absoluto para los seguidores de este pianista y para el mundo del jazz en general, especialmente si se tiene en cuenta que el nuevo disco sucede a varios grandes éxitos de Jarrett. Ante todo, el archiconocido Köln Concert, el disco de piano más vendido de la historia, pero también La Scala, de 1997, ambos editados por su discográfica ECM, al igual que su concierto en el Carnegie Hall y el reciente A Multitude of Angels, una caja de cuatro cds que reúne conciertos en Modena, Génova, Ferrara y Turín.

Hay repertorio variado en este nuevo trabajo, pero acaso poco importe, porque lo relevante de Jarrett es su inspiración para liderar un viaje que cautiva al que escucha como un hechizo inesperado. El track list indica que tocó aquella noche un tema tradicional, My Wild Irish Rose, standards como Stella by Starlight o composiciones propias como Blossom.

Este año, justamente, Venecia fue noticia en la vida de Jarrett, porque en la Bienal de esa ciudad recibió un León de Oro en el Festival Internacional de Música Contemporánea, distinción que antes se había otorgado a Pierre Boulez o György Kurtág, pero nunca a un músico de jazz.

Jarrett comenzó su productiva vinculación con ECM en 1971, cuando registró el mencionado Facing You. Hasta el día de hoy lleva editados decenas de álbumes en esta discográfica con diferentes formatos y grupos, aunque sobresale el trío con Gary Peacock y Jack DeJohnette. Con ellos se editó pocos meses atrás After The Fall, un disco doble grabado en Newark en 1998, luego de que una extraña enfermedad alejó a Jarrett del piano por casi dos años.

Con La Fenice, el pianista ratifica que nadie puede quedar ajeno a sus presentaciones sea cual fuera su etapa creativa- y también deja abierto un interrogante: ¿cuántas grabaciones quedan aún por conocer?

Ver más productos

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Ver más productos