Es probable que el futuro de la televisión no solo sea el SVOD, es decir el sistema de distribución de contenido audiovisual por suscripción, sino que este modelo también se aplique a los creadores de contenidos que utilizan plataformas como YouTube. Mientras que Instagram y Snapchat anunciaron la semana pasada que presentarán nuevas herramientas para crear y difundir videos de larga duración con la intención de competir en el campo de los medios digitales y ya no ser solo redes sociales, y al mismo tiempo que Facebook invierte en la producción de contenido original, YouTube presentó nuevas herramientas para que los productores que utilizan esa plataforma puedan aumentar sus ingresos "vendiendo" directamente su material al usuario.

Uno es el cambio en el sistema de "partenariado", que funciona en YouTube Game (es decir, los canales dedicados a los juegos) y que permitía a un usuario, por el pago de u$ 4.99, acceder a ventajas especiales (emojis exclusivos, insignias, contenido único) dentro de un canal. El problema consistía en que solo podía accederse al canal pagando. Eso ya no será así, pero además hay otros requisitos para poder convertirse en canal de pago: ser mayor de 18 años, tener al menos 100.000 suscriptores y ser parte del programa de partenariado, además de aceptar las reglas de contenidos de YouTube. Ese fee ya funciona para varios canales: elrubius, uno de los más populares en castellano, incrementó en seis sus ingresos gracias a este sistema.

Dentro de este sistema, los creadores van a poder vender además merchandising propio desde sus videos, y la mayor parte del dinero de cada transacción irá a sus cuentas. YouTube desarrolló esta posibilidad con la empresa Teespring, dedicada a la venta on line, que se queda con un pequeño porcentaje fijo de cada operación concretada a través de la plataforma. La mayor parte del precio va al creador de contenido. Dan un ejemplo: el creador de la muy popular serie web Lucas la araña hizo un peluche del personaje, vendió 60.000 copias y recaudó más de un millón de dólares en unos diez días. Es decir: la venta de contenidos queda asociada directamente y por un solo canal con la de productos relacionados.

Por último, se podrán anunciar y programar eventos en vivo o previamente grabados con fecha y hora de lanzamiento, y los creadores pueden además chatear en vivo con los usuarios que accedan al evento.

Esta iniciativa lleva a una especie de "televisión ultraprivada" que no depende de la publicidad y donde el nicho, por pequeño que sea, se transforma en rentable con mucho menos de lo que es hoy un punto de rating de la televisión abierta. Las estadísticas indican que en la franja de 12 a 25 años, la mayor parte del acceso al contenido audiovisual se da en Internet, especialmente a través de YouTube. Si se vuelve altamente rentable, y se suma el crecimiento del SVOD, es evidente que la televisión tradicional dejará de tener el peso que tiene hoy. O, en una década a lo sumo, desaparecer.

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos