A lo largo de 13 días de acalorada competencia con jornadas que suelen superar los 38 grados en cancha, el Abierto de Australia 2018 del reparto histórico de más de 25 millones de dólares en premios, sin el británico Andy Murray y sin el japonés Kei Nishikori como principales ausencias, levantaba al cierre de esta edición su telón...

Rafael Nadal como preclasificado uno y Roger Federer como preclasificado dos, en los roles de principales protagonistas y eso como garantía más que suficiente, en un año que quizá no vuelva a repetirse con ambos peleando en el certamen por el rótulo de Nº1 del mundo, con el agregado del suizo en la búsqueda de su trofeo número 20 de Grand Slam y del español pretendiendo desuite de la final pasada, en la que Su Majestad lo derrotó por 6-4, 3-6, 6-1, 3-6 y 6-3 para su quinto Abierto oceánico (2004, 2006, 2007, 2010 y 2017).

Ambos se presentarán en primera ronda ante rivales a los que nunca enfrentaron.

Nadal debutará ante el dominicano Víctor Estrella Burgos (81 del mundo a sus 37 años). Por su parte, Federer, jugará con el esloveno Aljaz Bedene, 51 ATP.

En sus caminos hacia una hipotética final tendrán recorridos de riesgo recién después de cuartos de final.

De pasar el debut, en el cuadro de Nadal asoma una segunda ronda accesible frente el ganador del argentino Leo Mayer y el chileno Nicolás Jarry, en tercera (ronda de 32) Damir Dzumhur (28 ATP) sería su peor amenaza, y en cuarta (ronda de octavos de final), John Isner (16 ATP) o el argentino Diego Schwartzman (24).

Recién después, en cuartos de final, tendría por primera vez a un top ten delante, el croata Marin Cilic (6), y en semifinal -al igual que el año pasado- al búlgaro Grigor Dimitrov, hoy 3 del mundo.

Federer, en segunda ronda tendrá al ganador de Jan-Lennard Struff y el coreano Soonwo Kwon, en tercera ronda al francés Richard Gasquet (29 ATP), y en octavos al canadiense Milos Raonic o el estadounidense Sam Querrey (13), con un top ten delante a la hora de los cuartos de final, donde podría aparecerle Juan Martín Del Potro o el belga David Goffin, y el serbio Novak Djokovic, campeón en seis ocasiones (que debutará contra el estadounidense Donald Young), en semifinales.

En el terreno de los impactos comerciales que cada nuevo año trae este certamen en elq ue la mayoría de las marcas visten con modelos a estrenar a sus figuras, resaltará el regreso de las remeras sin mangas en Nadal, quien las había dejado de usar en 2009.

“Son decisiones que uno va tomando, tampoco tiene un gran impacto como uno viste o no viste, es sólo una parte más de un mundo que me importa hasta cierto punto. La realidad es que siempre me he sentido cómodo jugando sin mangas. Lo he hecho durante muchos años con mangas. No está mal volver a algo que hacía mucho tiempo que no lo utilizaba y supongo que en los meses se irá combinando un poquito las dos opciones. Tengo buenos recuerdos de la época en la que jugaba sin mangas. Esperemos que sea una cosa positiva”, explicó es español, quien vestirá las remeras de color blanco (el más adecuado para soportar las altas temperaturas de Melbourne en esta época de la temporada), y su vincha y su pantalón de color rosa con zapatillas con vivos al tono.