“Marcelo Bielsa es, sin ninguna duda, uno de los entrenadores más respetados e infl uyentes del mundo y haber logrado que venga al Lille es una inmensa satisfacción, una prueba de la ambición de nuestro club”. Con estas palabras, el director general de Lille, Marc Ingla, confeccionaba el comunicado oficial con el cual el club francés ventilaba la contratación, en febrero de este año, de Marcelo Bielsa, para hacerse cargo del equipo a partir del 1º de julio, acompañado de una ambiciosa política deportiva que terminaría incluyendo la contratación de más de una decena de jugadores con un gasto superiror a los 60.000.000 de euros.

Pero nada dura para siempre
En trece jornadas de la liga francesa, el Lille sufrió siete derrotas, ganó tres partidos y empató tres, navegando a la deriva en zona de descenso, en el puesto 19º.

Una victoria alentadora ante el Nantes en la primera fecha de la Ligue 1 fue apenas un espejismo. Desde allí, tuvieron que pasar más de tres meses para que vuelva al triunfo (3-0 ante el Metz).

Ayer, en simultáneo con la versión de que el DT argentino habría efectuado un viaje relámpago sin permiso hacia Chile, con el fi n de despedir a su amigo Luis Bonini, el club dictó una “suspensión temporal” -que los medios franceces aseguran que será definitiva-, al entrenador.

“En términos legales y en estricto cumplimiento con los procedimientos de la legislación laboral, el entrenador argentino ya no entrenará al Lille en espera de una entrevista programada, como muy rápida, después de cinco días hábiles. Durante la entrevista se le notifi cará que el club iniciará un procedimiento de despido en su contra por una falta grave”, explicó el periódico L’Equipe.

En simultáneo, otros aseguran que el presidente de Lille, el español Gerard López, el principal impulsor de la contratación de Bielsa, utiliza el recurso de la “suspensión” en una estrategia para evitar pagarle una indemnización calculada entre 14 y 16 millones de euros, ya que el ex entrenador del Seleccionado argentino tiene contrato hasta junio de 2019.

Al mismo tiempo, el Lille anunció que un cuerpo técnico interino, integrado por Fernando Da Cruz, Joao Sacramento, Benoît Delaval y Franck Mantaux, dirigirá al equipo mientras se resuelve la suspensión temporaria.

  • Falleció Luis Bonini en Santiago

El Athletic de Bilbao envió su pésame a la familia de Luis María Bonini, preparador físico que acompañó a Marcelo Bielsa cuando dirigió al equipo entre 2011 y 2013 y que falleció ayer, y además le solicitó a la UEFA usar un brazalete negro en el partido de ayer por la tarde ante el Hertha Berlín por la Liga de Europa.

Bonini, ayudante de Bielsa en el equipo vasco, murió en la madrugada de ayer en una clínica de Santiago de Chile por un cáncer gástrico. Durante su época en el Athletic, Bonini vivió dos fi nales: la de la Liga Europa en Bucarest ante el Atlético de Madrid; y la segunda, unos días más tarde, la de la Copa del Rey frente al Barcelona.