Sin demasiado trajinar, algo que su físico lo agradece después de tres intensas semanas sin descanso, Juan Martín Del Potro se ganó un lugar en los octavos de final del torneo Masters 1000 de Miami al vencer 6-2 y 6-2 al japonés Kei Nishikori.

El partido apenas tuvo equivalencias hasta la paridad de 2-2 del primer parcial, a partir de la cual el tandilense hilvanó seis games consecutivos sin permitir nuca que su rival crezca y le represnete amenaza alguna.

Del Potro (6), campeón en Acapulco e Indian Wells y con una racha positiva de 13 triunfos consecutivos con el de ayer en Crandon Park, debutó directamente en la segunda ronda con un trabajoso triunfo sobre el holandés Robin Haase (44) en la noche del viernes.

La Torre de Tandil llevó con su triunfo a 6-2 su historial favorable con el nipón, tras haberlo superado anteriormente en el US Open 2009 que luego ganó, en San José 2009, en Wimbledon y en los Juegos de Londres, ambos en 2012, y el año pasado en Roma, mientras que perdió en Basilea 2016 y Washington 2017.

Delpo jugará en octavos de final con el serbio Filip Krajinovic (27), verdugo por un doble 6-3 del francés Benoit Paire (47), quien venía de dar una sorpresa eliminando del torneo serbio Novak Djokovic (12), ex número uno del mundo y seis veces campeón en Miami.

Diego Schwartzman, por su parte, campeón este año del ATP 500 de Río de Janeiro y con el mejor ranking de su carrera (16), jugaba su chance de meterse en octavos anoche ante el canadiense Milos Raonic (25), quien la semana pasada fue semifinalista en Miami, donde perdió con Del Potro, luego campeón del torneo.

En el caso de avanzar a los octavos de final, Schwartzman jugará frente al ganador del búlgaro Grigor Dimitrov (4) o el francés Jeremy Chardy (90), que chocaban al cierre de esta edición.

Luego de la sorpresiva eliminación del suizo Roger Federer, quien defendía el título (ver aparte), el Masters 1000 de Miami ahora tiene como favorito al croata Marin Cilic (3), quien sacó ayer al canadiense Vasek Pospisil por 7-5 y 7-6 (4).

La inesperada derrota en su primer partido en el Masters 1000 de Miami ante el australiano Thanasi Kokkinakis, por 3-6, 6-3 y 7-6 (4), le significará al suizo Roger Federer perder su condición de número uno de la ATP, que terminado este certamen volverá a ser del español Rafael Nadal.