En un partido repleto de polémicas, el líder Boca se quedó con el Superclásico ante River como visitante por 2 a 1, para estirar su ventaja sobre su eterno rival en la Superliga a doce puntos, profundizando la herida abierta del Millonario por su reciente eliminación en la Copa Libertadres a manos de Lanús.

En la continuidad de la octava fecha, fue el colombiano Edwin Cardona, con un soberbio remate de tiro libre a los 40 minutos del primer tiempo, el que adelantó a los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto, justo después que Ignacio Fernández fuese expulsado en el local, por una dura infracción sobre el propio colombiano (planchazo en el pecho).

Pero en el complemento, el árbitro Néstor Pitana se equivocó al mostrarle la roja a Cardona juzgando un codazo que no existió y, con un tremendo remate de Leonardo Ponzio de media distancia, River lo empató a los 22 minutos.

Pero cuatro minutos después, Pablo Pérez armó una gran jugada por izquierda y cedió al centro para el uruguayo Nahitan Nández que, de volea, clavó el 2-1 que le dio la victoria al Xeneize en el Superclásico número 200 del profesionalismo.

La polémica, más allá de la expulsión de Cardona, estuvo también del lado de River porque Pitana a instancias del juez de línea, anuló un gol a Ignacio Scocco porque la pelota supuestamente se había perdido por la línea de fondo.

Boca, con esta victoria, le saca doce puntos de ventaja a River en la tabla de posiciones de la Superliga, y nueve a Talleres de Córdoba y San Lorenzo, sus más inmediatos perseguidores, que lo siguen con 15 unidades. Unión que posee 14 puntos con un partido menos, puede quedar como único escolta esta noche de vencer en su visita a Vélez.

En la próxima fecha Boca recibirá en su estadio a Racing (domingo a las 19.15), partido que a continuación tendrá el clásico entre Independiente y River (a las 21.30), entre los choques más relevantes.

Con su triunfo de ayer Boca estira su paternidad ante su clásico rival de toda la vida, llevando los números del historial a 74 triunfos contra 64 del Millonario, habiéndose registrado 62 empates.

Ahora, con ocho triunfos en igual cantidad de presentaciones en la Superliga, Boca, que ya tiene el mejor arranque de torneo de su historia, va por un récord de River, que en la era de Daniel Alberto Passarella como técnico, en 1991, logró triunfos en los primeras nueve fechas con jugadores como Ramón Díaz, Ramón Ismael Medina Bello y Alfredo Berti.