Suena causando cierta sorpresa habida cuenta que hace meses nomás llegó al París Saint Germain, marcando uno de los hitos deportivos del año, con un pase récord para el mundo fútbol sellado en 222 millones de euros, pero el rumor generalizado en la esfera del Real Madrid es que el club merengue prepara una suculenta apuesta para hacerse del brasileño para cuando expire el contrato de Cristiano Ronaldo.

Su marcha del Barcelona en medio de un clima de alboroto por el modo en que el astro del seleccionado brasileño negoció su alejamiento, está aún fresca.

La oferta, al no tratarse con fines de inmediatez, le premitiría al jugador ir sin problemas por la aspiración por la cual llegó al PSG, la de intentar hacerse de la Liga de Campeones de Europa, el sueño de la entidad gala.

Pero trae a recuerdo otros históricos tironeos que por grandes figuras tuvieron el Barcelona y el Real Madrid en las últimas décadas, teniendo en cuenta que ya a sus 20 años el astro paulista había puesto en disputa a los dos grandel del fútbol de España.

Así había sido que tanto Florentino Pérez como Sandro Rosell, presidentes de ambos clubes en 2013 se libraron batalla por sus servicios. El destino dijo que el vencedor fue el equipo catalán, alimentando la especulación de que el mandamás del conjunto merengue busca saldar su materia pendiente.

Por más que no se tartaría de una transferencia hecha de club a club, ya que Ney se encuentra en París, en el seno del culé el pase sería tomado como una segunda traición del delantero brasileño, algo que no ocurría desde el año 2000 con el sonado traspaso del portugués Luis Figo, así como también rompió corazones en 1989 el cambio del danés Michael Laudrup del Barça a la Casa Blanca.

Encendiendo la mecha, el diario partidista catalán Mundo Deportivo apuntó que “Florentino Pérez trabaja el fichaje de Neymar a dos años vista”.

“Llegará por la puerta grande al Bernabéu coincidiendo con el final de contrato de Cristiano Ronaldo”, sostiene, afirmando por otro lado que en Madrid le dieron por seguro a su padre -que es su representante- el arreglo de todos sus sumarios abiertos con Hacienda y la Justicia española.

La atmósfera picante que siempre reina entre el Barcelona y el Real Madrid vuelve a nutrirse con un nuevo motivo. Como pasó en 1989 con Laudrup, después de que el danés ganara cuatro ligas de España consecutivas integrando un Dream Team de leyenda junto a Hristo Stoichkov y Ronald Koeman entre otros, figuras a las que en 1993 se les adosó Romario.

En aquél entonces, resistido por el DT Johan Cruyff, quien había llevado al goleador danés al blaugrana, el traspaso se hizo en 200 millones de pesetas, lo que valía la cláusula de rescisión, y Laudrup (condenado por los fanáticos al saberse de que hacía tiempo tenía firmado un preacuerdo), terminó jugando dos temporadas.

Algo semejante, más acá en el tiempo, sucedió con Luis Figo, quien después de jugar desde 1995 hasta 2000 en Barcelona, sacudió la escena. El portugués se fue directamente al Real por 61.000.000 de euros dando inicio a la “política galáctica” del merengue de ir por una megaestrella cada año (así se fueron sumando más tarde Zinedine Zidane, Cristiano Ronaldo y David Beckham), después de que dejaran el equipo Fernando Redondo y Nicolas Anelka, jugadores que llevaron al club a lo más alto en la consideración europea.

  • Chelsea está dispuesto a poner u$s132 M por Icardi

Ausente por lesión en estos días de la gira que el Seleccionado argentino de fútbol realiza por Rusia, el delantero del Inter Mauro Icardi tiene motivos para ilusionarse con un nuevo desafío: el Chelsea de Inglaterra estaría dispuesto a abonar 131,9 millones de dólares (100 millones de libras) en lo que sería uno de los más caros de la historia de la Premier League, según asegura The Sun.

La cifra apenas es superada por el monto que abonó el Manchester United por Paul Pogba en 2016, 139 millones de dólares.

Para el prestigioso medio inglés el entrenador del conjunto londinense, el italiano Antonio Conte lo tiene como llave para reconquistar el título que consiguió en la temporada anterior.

Icardi suma 11 goles en 12 encuentros disputados esta temporada en la Serie A y ocupa el segundo puesto en la tabla de goleadores junto a su compatriota Paulo Dybala. Ambos son escoltas del italiano Ciro Immobile de la Lazio que convirtió 14 tantos.