En una semana que concluirá el domingo con su acto eleccionario para renovación de autoridades, y apoyado en el resultado favorable que lo dejó en ventaja en el partido de ida, Independiente buscará esta noche su segundo Maracanazo cuando visite a Flamengo de Brasil, en el partido de vuelta de la final de la Copa Sudamericana.

El partido se disputará en el estadio Maracaná, desde las 20.45 (televisación de Fox Sports), y de acuerdo al anuncio hecho por Conmebol en diciembre pasado el ganador se llevará 2 de los 35,4 millones de dólares que el certamen repartirá entre los 54 participantes.

Independiente se impuso por 2-1 en el partido de ida, por lo cual el club brasileño necesita vencer por más de un gol de diferencia para quedarse con el título, mientras que al conjunto de Avellaneda le basta con un empate.

En caso de que los cariocas se impongan por un tanto de diferencia, se deberá recurrir al tiempo extra y, en caso de no haber ninguna modificación en el marcador, habrá definición con remates desde el punto penal.

Al igual que en la final de la Copa Libertadores, en caso de que haya dos tiempos de quince minutos, se podrá hacer un cuarto cambio, más allá de los tres permitidos por el reglamento dentro del tiempo regular.

Para el Rojo será la oportunidad de repetir el título de Copa Sudamericana que ganó hace siete años de la mano del DT Antonio Mohamed, cuando vencieron en la final a Goiás de Brasil (2-0 en Avellaneda y 0-1 en Brasil), también cerrando la serie en el mismo estadio.

Por su parte, el Mengao quiere volver a ganar un título internacional que se le niega desde 1999, cuando se adjudicó la extinta Copa Mercosur al imponerse en el partido decisivo a Palmeiras.

En el partido de ida, fue el equipo brasileño el que abrió la cuenta para ponerse en ventaja, y la estadística favorable como local, en donde se mantiene invicto este año en torneos internacionales, ya que de los tres partidos por la Copa Libertadores y los cuatro por la Sudamericana que disputó, venció seis y empató uno, con 23 goles a favor y solo seis en contra.

  • La consagración lo haría igualar a Boca

Siete equipos argentinos lograron alzar la Copa Sudamericana en sus 15 ediciones disputadas hasta el momento, siendo Boca, en 2004 y 2005, el único que hasta el momento la ganó en dos ocasiones, un logro que buscará igualar esta noche Independiente dado que ya obtuvo esta copa en 2010 venciendo a Goiás de Brasil, bajo la dirección técnica de Antonio Mohamed. Los equipos argentinos que consiguieron la segunda copa internacional en importancia en continente sudamericano fueron San Lorenzo (2002, superando a Atlético Nacional de Colombia), Boca (2004 a Bolívar de Bolivia y 2005 a Pumas de México), Arsenal (2007, América de México), Independiente (2010 a Goiás), Lanús (2013, a Ponte Preta de Brasil) y River (2014, Atlético Nacional de Colombia). El último equipo del fútbol argentino en acceder a la final de la Copa Sudamericana fue Huracán, cuando en 2015 dirimió el título enfrentando a Independiente Santa Fe de Medellín, de Colombia. Después de los dos partidos (en Parque Patricios y en suelo colombiano en ese orden), el Globo no pudo festejar cayendo en la definición por penales.