Lionel Messi rompió el maleficio ante Chelsea de Inglaterra y convirtiendo el gol del empate para el Barcelona en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa que finalizó 1 a 1 y se disputó en el Stamford Bridge de Londres.

Messi marcó a los 30 minutos del segundo tiempo mediante la asistencia del volante español Andrés Iniesta y convirtió por primera vez ante el equipo inglés, sobre nueve partidos disputados en el máximo certamen a nivel de clubes europeos, después de 729 minutos.

Chelsea se puso en ventaja con el gol del volante brasileño William (ST 17m), con una gran definición de media distancia y la revancha se disputará el miércoles 14 de marzo en el estadio Camp Nou de Barcelona.

El crack rosarino chocó varias veces con la muralla defensiva azul, pero acompañó el movimiento de Iniesta y coronó su primer gol ante Chelsea que se sumó a su lista de equipos, 29 en total, que sufrieron un gol suyo en este certamen.

El máximo goleador histórico de Barcelona acumula ahora 98 goles en 122 partidos en la Champions y se mantiene así en el segundo lugar detrás del luso Cristiano Ronaldo (117).

Además, el capitán del seleccionado argentino se convirtió en el máximo goleador de los octavos de la Liga de Campeones de Europa con 22 conquistas.

Barcelona quedó bien parado para la revancha, ante un Chelsea sin chances en la liga inglesa, y buscará el pase a los cuartos de final en busca de un lugar en la final de la Liga de Campeones, que se llevará a cabo el 26 de mayo en Kiev, Ucrania, para ponerle fin a la supremacía de Real Madrid, vigente bicampeón, que además es el máximo ganador con 12 conquistas.