Después de haber esperado meses tras la finalización de su contrato para poder negociar como jugador libre su destino, Gabriel Paletta dejó el Milan eligiendo para la continuidad de su carrera el Jiangsu Suning de la Superliga de China, tras llegar a un acuerdo con un contrato de dos años de duración.

El defensor de 32 años estaba sin equipo dado que ya había llegado a su fin de mutuo acuerdo su vínculo con el Milan, porque no iba a tener lugar en el club italiano que ya la temporada pasada intentó su cesión al Lazio.

Dos elementos palanquearon de modo sustancial para que el defensor que vistió la camiseta del Seleccionado italiano se decidiera por el fútbol asiático: uno, que Fabio Capello es el entrenador del Juangsu Suning, y otro que el club milanés tiene sobrados vínculos en China, donde busca prosperen numerosas negociaciones con capitales que lo asistan en su crisis institucional.

Paletta se suma a la lista de argentinos en el fútbol de China: Javier Mascherano y Ezequiel Lavezzi están en el Hebei Fortune, Darío Conca en el Shangai SIPG, Augusto Fernández en el Beijing Renhe y Nicolás Aguirre en Chongqing Lifan.

Paletta vistió las camisetas de Banfield, Boca, Liverpool, Parma, Atalanta y Milan. Fue campeón mundial sub 20 con Argentina en 2005 y disputó tres partidos con la Selección absoluta de Italia.