A punto de que se cumplan 13 años de su primer gol en el Barcelona (1º de mayo de 2005 ante el Albacete), Lionel Messi se despachó ayer con su conquista oficial número 600 tras marcarle de tiro libre por la Liga española al Atlético de Madrid dirigido por Diego Simeone, en el que fue su tercer partido consecutivo anotando por esa vía (Las Palmas y Girona, los anteriores), algo que no consiguió ningún jugador en España en los últimos treinta años.

Con este nuevo gol en el Camp Nou el capitán del Seleccionado argentino llegó a los 539 gritos con su club, que se suman a los 61 tantos con la camiseta argentina.

Los gritos convertidos con la camiseta azulgrana se dividen en: 373 en Liga, 98 en Champions League, 47 en Copa del Rey, 13 en Supercopa de España, 5 en Mundial de Clubes y 3 en Supercopa de Europa. Mientras que los realizados vistiendo la camiseta celeste y blanca fueron 5 en mundiales, 21 en eliminatorias, 8 en Copa América y 27 en amistosos.