El alemán Sebastian Vettel (Ferrari) capitalizó una oportunísima entrada a boxes en el Gran Premio de Australia para iniciar la temporada de Fórmula 1 con una inesperada victoria en el circuito de Albert Park de la ciudad de Melbourne.

El tetracampeón mundial (2010, 2011, 2012 y 2013) se vio favorecido por dos errores de la escudería estadounidense Haas en el cambio de neumáticos de sus pilotos, el danés Kevin Magnussen y el francés Romain Grosjean, lo que provocó el ingreso del auto de seguridad a la pista.

En ese momento, Vettel aprovechó para ingresar a boxes, cambiar sus ruedas y regresar al trazado por delante del británico Lewis Hamilton (Mercedes) y el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), quienes completaron el podio.

Por segundo año consecutivo y tercera vez en Australia, el alemán se llevó la victoria, que elevó a 48 el número de Grandes Premios en su carrera.

El australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) terminó cuarto; el español Fernando Alonso (McLaren) fue quinto; el holandés Max Verstappen (Red Bull), sexto; el alemán Nico Hülkenberg (Renault), séptimo; el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), octavo; el belga Stoffel Vandoorne (McLaren), noveno; y el español Carlos Sainz (Renault), décimo.

Posiciones del Campeonato de Pilotos: Vettel, 25 puntos; Hamilton, 18; Raikkonen, 15; Ricciardo, 12; Alonso, 10; Verstappen, 8; Hülkenberg, 6; Bottas, 4; Vandoorne, 2 y Sainz 1.