En una temporada donde le había sido esquivo coronarse en la Copa de Oro, el seleccionado de rugby seven de Nueva Zelanda recuperó el cetro venciendo a su par de Argentina por 38 a 14 en Cape Town por el circuito mundial de la categoría, después de haber dejado fuera de acción en semifinales al local Sudáfrica (19-12), otro de los favoritos.

El certamen dejó un saldo más que positivo para Los Pumas, que cerraron el primer día de competencia con dos victorias y una derrota: abrieron en el debut con un gran triunfo por 19-14 ante Escocia, luego llegó un traspié previsible ante Inglaterra con caída abultada de 24-7 y en el cierre del Grupo C golearon a Uganda por 43-7.

Ya en cuartos de final el equipo argentino dirigido por Santiago Gómez Cora superó a su par de Estados Unidos por 28 a 12 y posteriormente en semis 14-12 a Canadá después de ir en desventaja.