Su amistad con Ezequiel Lavezzi, la idea instalada de que busca un cambio de aire, la necesidad de minutos como jugador titular que en el Barcelona ya no tiene y la búsqueda de seguir jugando en una liga competitiva. Su afán de mantenerse en rodaje en los cinco meses de competencia que le quedan al calendario antes de que llegue el parate previo a Rusia 2018, le aceleran a Javier Mascherano sus tratativas para cerrar un acuerdo con el Hebei Fortune de China, club al que llegará a cambio de 10.000.000 de euros y en el que tendrá un ingreso anual superior a los 6 millones de la misma moneda que cobra por temporada en el conjunto barcelonés. Mucho de cierto en todo esto hay, como lo hay también en que el jugador surgido en River ya no está a la altura del nivel pretendido por el equipo culé, que ante la evidencia de la baja del rendimiento del Jefecito no tardó en apuntar sus cañones a un reemplazante.

Mascherano dejará el Barcelona y seguirá lo que queda de su carrera en el fútbol de China, el mismo que por más inversiones que pueda mostrar, lejos está de ser lo competitivo que se quiere hacer creer cada vez que una figura de renombre, en su curva descendente, se le suma. Las negociaciones están más que avanzadas para lo que llega como rumor a Barcelona y su traspaso al Hebei Fortune, equipo que dirige el chileno Manuel Pellegrini y en el que juega Ezequiel Lavezzi, se concretaría en estos días.

El Mundial de Rusia 2018 con el Seleccionado argentino es la excusa para el volante devenido en defensor, a sus 33 años, cuando la realidad dice que el francés Umtiti ya está a punto de terminar la recuperación de la lesión que lo marginó de las canchas durante dos meses, tiempo en el que el entrenador Ernesto Valverde echó mano a Mascherano para tener cubierta esa posición, razón por la cual también la salida del argentino no se dio antes.

Por lo pronto, Mascherano estará en las filas del puntero de la Liga española hasta entrado enero por la situación de Umtiti, tiempo en el cual la entidad catalana buscará tener resuelto su interés en el defensor colombiano Yerry Mina, que milita en el Palmeiras de Brasil.