Como sucedió la semana pasada en Manchester, a la que Argentina llegó para medirse con Italia, la presencia de Lionel Messi fue el centro del universo. Esta vez, enfrente estaba España. Y como ante los italianos, después de ser anunciada su titularidad, tampoco terminó jugando. Saber si la paliza recibida por parte de los españoles -un lapidario 6 a 1- hubiese sido tal, con él en cancha, formaría parte de hipótesis inagotables.

No había puntos en juego, solo intereses. Y esos intereses eran tres, dos de ellos altamente dominantes. Uno, la promoción del espectáculo. El otro, el afán de la dirigencia del Barcelona de que el astro no se resienta en lo más mínimo de cara a la seguidilla de desafíos que se le avecinan al equipo culé. El tercer motivo tenía que ver estrictamente con Argentina, que a consecuencia de mantener bien sus relaciones con el club catalán -que entre cosas le prestará su centro de entrenamiento en la antesala a Rusia 2018-, enarboló siempre el discurso de que si el rosarino no estaba al ciento por ciento lo mejor era no arriesgarlo.

Sin embargo, desde que se anunciara aquella baja del partido con Italia en el Etihad Stadium del City se afi rmó que Messi sí llegaría para estar ante España.

Pasó que se arribó a la capital española, y pasó que a 24 horas del duelo con los hombres de Julen Lopetegui, se dijo que la Pulga “voló” en la última práctica despejando las dudas sobre isquiotibiales y aductores cargados...

En todo momento, acompañó el montaje la afi rmación de que el mejor jugador del mundo siempre tuvo la intención de jugar...

Sin embargo, como en Manchester, a horas del amistoso con la Furia fue confi rmada su baja... Por delante, sin ir más lejos el sá- bado próximo, bastará con ver si Messi juega para su club ante el Sevilla por la Liga, en una agenda que el 4 y el 10 de abril se intensifi ca para el Barcelona con los duelos con la Roma por la Champions y días más tarde con la fi nal de la Copa del Rey, también frente al Sevilla.

Ver más productos

San Félix de Valois, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Félix de Valois

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos