Lo pidieron en su momento los jugadores al ser consultados, estuvo de acuerdo el DT Jorge Sampaoli, y la idea fue fogoneada por el propio presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio Tapia.

El hecho de que el Seleccionado argentino de fútbol haya mudado su casa en las Eliminatorias a la Bombonera el pasado 5 de octubre, sin dudas dejó rubricado que también allí será su despedida del país con un amistoso previo a su viaje a Barcelona, donde hará la recta final de su preparación de cara a Rusia 2018.

Lo curioso, es que el Seleccionado boliviano había estado en tratativas para ser parteneire en el evento que será más de un simbolismo emocional que de un desafío deportivo.

Ese partido será el 30 de mayo, y para el mismo también se había pensado en el Seleccionado de Israel, rival varias veces ante la llegada de mundiales precedentes.

Sin embargo, el rival del conjunto de Jorge Sampaoli podría no ser ni uno ni otro y volver a ser Perú, el oponente que supo pararse en la cancha de Boca hace poco más de tres meses para ganarse la chance del repechaje.

La versión, que vendría a tratarse de una especie de revancha de aquél 0 a 0 en una Bombonera colmada, se daría a partir del deseo del entrenador de tener delante a un rival que sea uno de los 32 clasificados al Mundial.

Lo que nadie puede garantizar es que la mayoría de los jugadores que militan en el extranjero digan presente en la lista de ese día, sí que puedan hacerlo aquellos que vayan quedando liberados con antelación de sus clubes.

Con rival entonces todavía en veremos y sin certezas sobre las figuras que puedan estar ausentes, lo cierto es que ese choque sí se jugará en la Bombonera, tal como lo confirmó Chiqui Tapia, quien también dejó firme los rivales de los dos amistosos a jugarse en la ventana de FIFA en marzo, ante Italia y España (el viernes 23 de marzo en Basilea, Suiza, el primero, y el martes 27 de marzo en el flamante estadio Wanda Metropolitano de Madrid, el segundo).

  • Sampaoli y el plantel, solidarios con una niña

Jorge Sampaoli ofreció ayuda a una niña trasplantada que sufrió el robo de su implante coclear y no puede escuchar. El técnico se comunicó con la madre de la pequeña, de nombre Milagros, luego del robo del que fue víctima en la terminal de Retiro. “Sampaoli se ofreció a ayudar y nos dijo que los jugadores le regalarán el equipo completo” para que Milagros pueda volver a escuchar, según dijo Karina Rodríguez, madre de la niña.