La Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) advirtió ayer, mediante un informe, que un futuro acuerdo Unión Europea- Mercosur provocaría la pérdida de 186.000 puestos de empleo.

El Observatorio de Empleo, Producción y Comercio Exterior (ODEP), dependiente de la UMET, estima que cerca de 186.000 puestos de trabajo industriales (133.000 registrados y 53.000 no registrados) se podrían perder tras la firma del acuerdo, nada menos que un 11% del empleo industrial actual. "La conclusión nace a partir del cálculo de que la entrada de productos europeos más baratos en el mercado regional reemplazaría a los de producción local en el mercado interno. Más aun, afectaría a las exportaciones de productos nacionales a Brasil", evaluó el observatorio.

Los trabajos en riesgo se dividirían entre los sectores industriales de metalmecánica (48.000 puestos de trabajo asalariados), sensibles (calzado, textil, marroquinería, muebles - 47.000), autopartes (32.500), química (19.000) y automotor (9.500). En términos relativos, las industrias más afectadas serian la automotor (28% de su empleo en riesgo), autopartes (28%) y metalmecánica (20%).

#Mercosur | De existir un acuerdo con la UE los sectores con más pérdida de empleos serían metalmecánica y los llamados “sensibles”

El informe también destaca que el acuerdo sería perjudicial para nuestra economía, en el sentido que la Unión Europea estaría imponiendo condiciones que restringen la utilización de políticas productivas y comerciales para ayudar a cerrar las brechas de desarrollo existentes entre ambos bloques. Por otra parte, el país limitaría su capacidad de elaborar productos de alto valor agregado, en los sectores de origen agropecuario y la importación de productos manufactureros de alto contenido tecnológico.

Finalmente, el ODEP dejó en claro que los subsidios en el sector agrícola europeo y las altas restricciones comerciales con las que cargaría Argentina presentarían un panorama poco alentador. La coordinadora del ODEP, Paula Español, se refirió al plan del Gobierno: "La firma del Acuerdo Mercosur-Unión Europea, en los términos que está planteado en la actualidad, pone en juego una porción significativa del empleo industrial, en particular en sectores con larga trayectoria en el país y que cuentan con una mayor calificación como es el caso de la metalmecánica y del complejo automotor".

Español agregó en esa línea que un eventual TLC "limitaría la capacidad para nuestro país de implementar políticas productivas y de desarrollo, ya que además de la desgravación arancelaria se negocian una multiplicidad de temas como compras públicas, propiedad intelectual y patentes, medidas sanitarias y fitosanitarias, reglas de origen, mercado de servicios, entre tantos otros". El rector de la UMET, Nicolas Trotta, expresó que un acuerdo interbloque consolidaría la tendencia de los últimos dos años, con destrucción de empleo en el sector industrial.