La innovación tecnológica no tiene límites y ya rompió varias barreras. Quienes antes necesitaban un inmobiliaria para alquilar o un hotel para hospedarse durante las vacaciones hoy simplemente utilizan alguna de los nuevas herramientas digitales que tienen a mano.

En ese contexto, el incremento en los alquileres temporarios va de la mano con el aumento en el número de plazas disponibles: 31.300 alojamientos activos en el país y 13.100 en la Ciudad de Buenos Aires. Es que lo que empezó como un modelo de economía colaborativa derivó en un negocio tentador para más de uno.

Según datos de la plataforma Airbnb, un argentino gana, en promedio, poco más de $33.000 por compartir su espacio 32 días al año. Esto quiere decir, que si una persona tiene una propiedad totalmente disponible, podría obtener $376.875 al año por alquilarla bajo el modelo temporario.

Teniendo en cuenta que un alquiler tradicional en la Ciudad de Buenos Aires tiene un valor de $12.500 promedio, uno temporario permite un ingreso por el casi el triple, incluyendo la comisión de la empresa.

Esto se debe, entre otros factores, a que muchas veces los extranjeros, que pagan en dólares o euros, están dispuestos a desembolsar más dinero por el alojamiento.

Negocio en expansión

Según explicaron en Airbnb, en el marco de la presentación de su Oficina Global de Turismo Sustentable, la cantidad de viajeros que se hospedaron en Argentina a través de su sistema creció 86% en 2017, en comparación con el año anterior. Fueron más de 490.000 personas.

Por otro lado, en el último feriado de Semana Santa las estadías aumentaron 159% en comparación con el año pasado, alcanzando los 35.000 visitantes.

Argentina está en el tercer puesto del ránking de la empresa en América latina, detrás de México y Brasil, que ocupa el puesto número uno de la región.

En 2017, más de un millón de personas que viven en Argentina se hospedaron en propiedades del exterior. Los destinos favoritos para alquilar de forma temporaria fueron Nueva York, París, Río de Janeiro, Miami y Barcelona.

Regulaciones

En la empresa indican que quien alquila su propiedad de forma temporal debe tener en cuenta dos cosas: la primera, es la fluctuación de la demanda, y la segunda es que las propiedades deben estar amobladas y tener servicios básicos.

Además, deben considerar las regulaciones particulares de cada mercado. El ministro de Turismo, Gustavo Santos, habló semanas atrás con BAE Negocios y aseguró que la regulación local era "irremediable". "No hay que confundir este sistema con una economía colaborativa", había sentenciado Santos, quien hoy se cruzará con el director global de políticas públicas de la empresa, Chris Lehane, en la Cumbre Mundial del Turismo.

El Gobierno no es el único jugador que busca su regulación, los hoteles van atrás de sus nuevos competidores. No es para menos, aunque no siempre los alquileres temporarios son más baratos, la disponibilidad es mucho mayor. Mientras que las tres cadenas hoteleras más grandes del mundo (Marriott, Hilton e IHG) suman 2.858.710 plazas, Airbnb cuenta con 4 millones de propiedades disponibles.

En Londres, por ejemplo, la empresa acordó la segmentación de usuarios "que abren sus casas" de aquellos que llevan la actividad de forma profesional, en relación con el período anual que alquilan sus propiedades.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos