Olas de calor, sensaciones térmicas que superan los 40 grados en varios puntos del país y un alerta rojo en Mendoza, uno naranja en la Ciudad de Buenos Aires y 15 amarillas en distintas localidades es el panorama con el que se despide enero, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

"La ola de calor se define por tres días de persistencia de temperaturas mínimas y máximas que superan una estadística. En este momento tenemos ola de calor en las localidades mendocinas de San Martín y Malargüe", explicaba a Télam la meteoróloga del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Cindy Fernández.

En la Ciudad de Buenos Aires la temperatura máxima del día se registró a las 15 y fue de 35.9 grados. En tanto, la sensación térmica fue de 43.4°. El Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad de Buenos Aires instaló dos postas de hidratación ubicadas en el Obelisco y en Plaza Constitución, con el objetivo de asistir a los vecinos que circulaban por la zona y prevenir posibles golpes de calor.

La Secretaría de Salud de la Nación recomienda ante las alertas por calor: hidratarse, esto implica tomar agua con mayor frecuencia "aún cuando no sientas sed"; evitar bebidas alcohólicas, con cafeína o con azúcar en exceso, muy frías o muy calientes; consumir frutas y verduras y evitar las comidas abundantes y no realizar actividad física intensa.

Para con los niños y personas mayores, la Secretaría aconseja no esperar a que pidan agua sino ofrecerles constantemente, si no es agua, ofrecer líquidos naturales; procurar que vistan con ropa holgada, liviana, de algodón y de colores claros; bañarlos y mojarles el cuerpo con frecuencia.

En todos los casos evitar la exposición al sol, especialmente de 10 a 16 horas, luego de este horario salir con gorro y protector solar; permanecer en lugares bien ventilados o con aire acondicionado.

"El calor va a continuar hasta miércoles inclusive y, si bien el descenso fuerte de temperatura para la mayor parte de la Argentina se espera para el fin de semana", dijo la meteoróloga.