En momentos en que los hogares argentinos hacen malabares para llegar a fin de mes, cocinar con productos de estación ayuda a cuidar el bolsillo al tiempo que rescata el valor nutricional de los ingredientes en su mejor momento y contribuye a lograr una alimentación variada.

Desde mañana y hasta el próximo lunes, decenas de restaurantes porteños participan de la edición otoñal de Mesa de Estación, una iniciativa del colectivo de chefs A.C.E.L.G.A. que promueve el consumo de productos estacionales, de la mano de productores locales. Para el evento, crearán menús especiales inspirados en los productos seleccionados. Este año los protagonistas son: batatas, hongos, nueces y mandarinas.

"Utilizar productos de estación nos asegura la frescura del mismo con todos los beneficios que ello conlleva, además de ser económicamente conveniente ya que siempre se trata de productos cercanos y en un momento en que naturalmente abundan", señala Danilo Ferraz, chef de Hells Pizza, quien asegura que en lo personal se lleva bárbaro con estos ingredientes. "Me encantan los hongos para cocinar y la mandarina fue mi snack preferido toda mi vida", agrega.

En otoño, las batatas son más dulces, las mandarinas más jugosas y sus precios más baratos

Para la ocasión, de la cocina del restaurante, que se impuso en Palermo con sus originales pizzas por porción al estilo americano, saldrá, por ejemplo, pizza de hongos, ajo asado, ricota, limón y tomillo, y carrot cake con nueces y glaseado de mandarina.

"El consumo de estos productos está limitado a prácticas muy tradicionales y esto es lo que los cocineros tratamos de cambiar con la iniciativa de MESA de Estación: mostramos diferentes formas no tan clásicas de emplearlos y así ayudar a renovar el menú de casa y sorprender, de manera fácil y accesible", explica.

La estación cambia el sabor

Consultada acerca de los beneficios de elegir productos de temporada, Malvina Gehle, chef de Green Bamboo, destaca: "Estos productos que se eligen para cada estación están en su mejor punto y encontrás más variedad de cada uno. Por ejemplo, en otoño las batatas son más dulces, las mandarinas más jugosas y los precios mucho más económicos".

Según cuenta, esos productos de estación se los provee mi verdulero que tiene su puesto en el Mercado de 3 de febrero, quien también le informa si algún producto está afectado por algún factor climático, en cuanto a calidad y precio.

En este restaurante de cocina vietnamita, que abrió sus puertas en Palermo en 1999 y hoy es un clásico, se servirá un menú que tendrá una entrada que es Banh Tom Chien: un nido de batatas y langostinos fritos acompañados con una salsa de pescado. "De principal serviremos Lau Nam que es una sopa de hongos shiitake, oreja, girgola y champiñones, con fideos de arroz, cebolla de verdeo y salsa de pescado, chili y lima", agrega Gehle.

Quienes se acerquen a aprovechar los platos preparados para la ocasión en los restaurantes, podrán ordenar los platos de manera individual o como un menú de pasos.

Recomendaciones

Tips de Hell’s Pizza:

  • No descartar la cáscara de la mandarina, hay mucho sabor para aprovechar ahí.
  • Tostar las nueces antes de emplearlas para que intensifiquen su sabor.
  • Apenas sellar los hongos sin mover la sartén ya que tienen mucha agua y si la sueltan, quedan como estofados, sobrecogidos y aburridos. Les va muy bien el jugo de limón, el ajo, el tomillo, la manteca (poca), una buena pasta y listo.