La cantidad de turistas extranjeros que visitó Chile durante 2017 batió récords y los argentinos fueron los que más impulsaron las cifras que dio a conocer la Subsecretaría de Turismo del vecino país.

Según la entidad visitaron la nación trasandina un total de 6.449.993 personas, lo que representó un alza de 13,3%, respecto de 2016. El principal mercado receptivo fue el de los argentinos con 3.323.771, lo que representó un alza de 14,6% en comparación con el año anterior.

Bastante más lejos se ubican los visitantes brasileños, en el segundo lugar, con un total de 544.000 turistas, un 24,1% más que en 2016.

Según el organismo, los más de 3 millones de argentinos que fueron a Chile, muchos de ellos mendocinos, dejaron ganancias por u$s1.353 millones con un gasto promedio por día de 74,2 dólares.

La estadía promedio de los argentinos fue de 5,2 noches, el período más corto de todas las nacionalidades que se presentaron en el informe. La razón es el turismo de compras, el cual consiste en viajes exprés al vecino país ocupando cortos períodos de tiempo para comprar mucho.

De todas formas, en los últimos meses muchos comenzaron a notar que, en algunos artículos, las grandes diferencias de precios comenzaban a acortarse.

Un estudio realizado por GfK Consumer Choices muestra que si entre enero y agosto de 2016 comprar un notebook en Argentina era un 58% más caro que en Chile, ahora esa distancia se redujo a 17 por ciento.

Esta menor distancia en valor tiene relación con que en se eliminó el impuesto para la importación de notebooks , mientras que en el resto de los países de la región estos artículos incrementaron su precio por el mayor desarrollo de la categoría.

Lo cierto es que los comerciantes ya comienzan a ver una desaceleración. En el tercer trimestre de 2017 sólo crecieron 12% las compras de tarjetas radicadas en Argentina.