Recibir los regalos de las propias manos del mismísimo Papa Noel, no es lo mismo que encontrarlos al lado del arbolito de Navidad. Los shoppings los buscan para recibir cartas y posar con los niños, las empresas para agasajar a los hijos de los empleados, algunos negocios ofrecen un exclusivo desayuno y los hogares de buen nivel socioeconómico los contratan para la medianoche del 24. A diferencia de otros años, hay lista de espera para recibir su visita.

Los vecinos de los barrios privados son los que más contratan el servicio. Por una visita de 30 minutos llegan a pagar de $6000 a $10.000, por un auténtico Papa Noel con barba blanca natural. Se puede conseguir un descuento del 20%, si los rizos blancos son artificiales. El valor depende del horario que se lo contrate, cuanto más cerca de la medianoche, más caro. En general, recorren tres domicilios por noche el 24.

CG Producciones es una de las empresas con más experiencia, hace 27 años que trabaja con Unicenter y casi 20 con los shoppings de IRSA. Graciela Corso explica: “No es fácil contratar a un Papa Noel, los entrevistamos, analizamos su perfil porque al tratar con niños hay que tener mucho cuidado. Buscamos que sean agradables, con buen vocabulario y alegres. Los capacitamos para que puedan desempeñarse bien. En promedio tienen más de 40 años, por lo general son personas mayores. Hay jubilados que se acercan para poder aumentar sus ingresos”.

Llega al domicilio de civil, se cambia y les narra una historia. “Les cuenta de dónde viene, por qué usa ese traje, le cuenta los nombres de los renos que lo transportaron y quién le ayuda a armar los regalos, eso tarda no más de 8 minutos para poder tener a los chicos concentrados. Con anticipación piden detalles a los padres, cuando se les cayó el último diente, que les gusta hacer y cuando llegan los agasajados los sorprende preguntándoles detalles personales. Siempre les deja un mensaje, que sean solidarios, que cuiden el medio ambiente, entre otros consejos”, cuenta Graciela Corso. Mientras los chicos abren sus regalos, después de sacarse fotos, busca su reno y parte.

Lo que más solicitan las madres es que Papa Noel les pida a los niños que dejen el chupete, que duerman solos y que se porten bien y estudien. El hombre de la barba blanca les aclara, que no es su tarea retarlos, que sólo se los sugerirá. Además de juguetes, lo que más piden los chicos en sus cartitas, es que sus padres no se peleen o que si se separaron, se vuelvan a juntar.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos