Los fabricantes argentinos de ladrillos esperan que este año el Gobierno comience finalmente la tan esperada construcción de viviendas sociales, ya que hasta ahora priorizó el asfalto y las rutas.

Saben que la competencia no será fácil, los ladrillos deben lidiar con el sistema constructivo steel frame (perfiles realizados con chapas laminadas en frío de acero galvanizadas), recientemente aprobado como "construcción tradicional".

La Cámara de la Industria de Cerámica Roja (CICER), reúne a 17 fabricantes de ladrillos cerámicos, que dan trabajo a 25.000 personas. Esta industria, que factura $8.000 millones al año, asegura haber invertido $2.000 millones en la última década para la adquisición de tecnología de punta.

En ese contexto, el sector anunció el desarrollo de ladrillos termoeficientes, a partir del uso de arcillas especiales que brindan una aislación especial para ahorro energético. Gustavo Ferretti, vicepresidente de CICER señaló que "planeamos invertir $600 millones en los próximos cinco años, para continuar desarrollando productos de última generación. El ladrillo termoeficiente es noble, durable y de riesgo nulo".

La inversión prevista será destinada a mejorar la producción para aumentar la capacidad instalada y lograr mayor ahorro de energía. Tal cual lo pedido por el Gobierno, necesitan apostar a la energía renovable. "A fin del 2018 debemos autogenerar el 8% de lo que consumimos, y para 2021, el 20%, por eso necesitamos invertir", cuenta Ferretti.

Una comparación del costo de los ladrillos muestra que uno común de celdas cuesta entre $8 y $11, mientras uno termoeficiente, si bien es más grande, ronda los $13. Como siempre, el ladrillo macizo tradicional, sigue siendo el más económico.

"Para ejemplificar cuanto costaría construir un prototipo de una casa de 60 metros cuadrados, como las de los planes de vivienda, con ladrillos de celdas ronda los $700.000, mientras que con steel frame cotiza unos $800.000", explica Ferretti.

Las empresas están listas para competir, si bien todas juntas tienen una capacidad de producción de 500.000 toneladas de ladrillos anuales, hoy apenas fabrican 400.000. "Estamos capacitados para hacer 50.000 viviendas sociales al mes", señala el presidente de CICER.

"Durante el Gobierno anterior, la construcción fue uno de los motores de la economía. Ahora el inversor puede comprar Lebacs o apostar al dólar. El 2016 fue muy duro, la devaluación, la salida del cepo impactó desacelerando al sector y recién en 2017 se empezó a ver un repunte desde el mes de julio, que se sostiene muy suavemente. El lanzamiento de los créditos nos ayudó, creemos que en 2018 puede hacer un crecimiento del 5%", dice Ferretti.

El sector espera ansioso una señal del Gobierno. "Estamos con charlas, pero todavía no hay nada concreto, no sabemos cuántas viviendas harán, ni en qué lugar, nadie nos da pistas. Lo único que sabemos es que en la primera etapa, se apuntó a infraestructura, asfalto, rutas y ahora hay una licitación de obra vial", señala.

Por su parte, Angel Di Benedetto, director del grupo Unicer, que reúne a otras seis empresas del sector -Later, Palmar, Fanelli, Quilmes, Cunmalleu y Rosario- explica entusiasmado que "enero y febrero tuvo la misma tendencia en alza producida desde septiembre de 2017, fue el tercer mejor bimestre de los últimos seis años. Invertiremos u$s20 millones en dos nuevos robots de apilado y la ampliación de las plantas de Cerámica Fanelli en La Plata y Later Cer en Pilar".

Ver más productos

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

La historia del robo del siglo

La historia del robo del siglo

Necesitamos un Ruido de Magia

Necesitamos un Ruido de Magia

Ser hincha es contagioso

Ser hincha es contagioso

Un relato de Academia

Un relato de Academia

Me gusta la guita y la necesito

Me gusta la guita y la necesito

Descubrí tu ADN Cósmico: una guía astrológica para saber nuestro destino

Descubrí tu ADN Cósmico: una guía astrológica para saber nuestro destino

Que las clases empiecen en casa

Que las clases empiecen en casa

La pasión no tiene cuarentena

La pasión no tiene cuarentena

Cuentos de buenas noches para los chicos en casa

Cuentos de buenas noches para los chicos en casa

Ver más productos