Árboles y postes caídos, cortes de luz, techos volados y clases suspendidas fueron algunas de las consecuencias de los vientos de hasta 70 kilómetros por hora que afectaron en las últimas horas a Córdoba, Santa Fe y Mendoza mientras el Servicio Meteorológico Nacional advirtió que otras catorce provincias estaban ayer bajo alerta.

Se trata de Catamarca, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, La Pampa, La Rioja, Salta, San Juan, San Luis, Chubut, Neuquén, Río Negro, Santiago del Estero y Buenos Aires, donde además hubo un brusco descenso de la temperatura que continuará los próximos días, adelantó el SMN.

En la ciudad de Rosario se registraron al menos 20 árboles caídos, voladura de chapas, postes y columnas por las ráfagas de hasta 84 kilómetros por hora, precisó Defensa Civil, que afirmó que "no hubo heridos".

Autoridades de la capital de esa provincia reportaron asimismo postes, carteles y árboles caídos por los vientos de "entre 70 y 80 kilómetros por hora", que generaron cortes de luz y problemas en el tránsito.

Se registraron techos volados por el temporal y cortes de suministro eléctrico

Voceros de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) informaron que los cortes se debieron a la "salida de funcionamiento de diez distribuidores de media tensión".

"Estamos trabajando en el relevamiento, reparación y normalización, en forma progresiva, de distribuidores de media tensión", indicó la EPE en su cuenta oficial de Twitter.

En Mendoza, en tanto, las ráfagas de hasta 85 kilómetros por hora del viento Zonda azotaron a varios barrios y provocaron, además de cortes de luz y caída de árboles, "incendios y la suspensión de clases para los turnos mañana de las escuelas de alta montaña y la zona sur de San Rafael", precisaron las autoridades.

En Córdoba la tormenta de viento que se desató en la madrugada complicó el tránsito por la caída de al menos 12 árboles, mientras que algunos barrios se quedaron también sin luz por la caída de postes.